Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MUSEOS

"La visita a estos centros debería desgravar"

¿Puede arbitrarse un sistema por el que la entrada a museos sea rentable económicamente para el ciudadano?.

Josué Morales, decano del colegio de Bellas Artes.
"La visita a estos centros debería desgravar"
DIEGO GARCíA

Josué Morales, decano del Colegio de Doctores y Licenciados en Bellas Artes y Profesores de Dibujo de Aragón, quiere aprovechar la publicación de un libro sobre los museos para lanzar un debate que generará polémica: "Como colegio, vamos a proponer que las visitas a los museos desgraven en la declaración de Hacienda. Con esto se conseguirá un triple objetivo: se mejorará el nivel cultural de la sociedad, se rentabilizarán las inversiones que se realizan en los museos y se generarán puestos de trabajo. Los museos estarán llenos todos los días".

Josué Morales acaba de publicar, junto a Virginia Domínguez, el libro 'El visitante educado y el nuevo museo', un estudio ameno y documentado en el que recorre el pasado, presente y futuro de los museos. Y fruto de ese estudio, que se presentará en los próximos días, fruto de la reflexión nacida en el trabajo, es la propuesta que quiere lanzar.

Josué Morales reconoce que su idea tiene que perfilarse y debatirse porque afecta a instituciones distintas (ayuntamientos, gobiernos autonómicos, Estado...), pero cree que es posible llevarla a cabo.

"Alguien tiene que ponerle el cascabel al gato. En la sociedad de hoy, para que los museos sean efectivos, tienen que desarrollar estrategias especiales. Si el ciudadano que entra en un museo pudiera desgravarse por ello, la inversión realizada por la sociedad en él sería rentable. Quizá alguien pudiera ver en ello que el Estado o la administración pública dejaría de percibir dinero, pero, en realidad, de lo que se trata es de que se harían rentables las inversiones en materia cultural".

Josué Morales aún va más allá, e incluso propone cifras. "Se habla de dedicar el 0,7 del PIB para contribuir a erradicar la pobreza en el mundo. Y el 0,7% de la riqueza de un país es una cifra irrisoria, que apenas tiene efecto en el presupuesto. Una administración pública podría renunciar sin problemas al 0,1 de los impuestos que tiene que recaudar de una persona si ésta demuestra documentalmente que ha visitado un museo. En cualquier caso, el sistema debería estudiarse bien, pero creo que es totalmente posible. Y, si no, que algún especialista en economía me explique por qué no se puede hacer, por qué es inviable".

Y el decano del Colegio de Doctores y Licenciados en Bellas Artes y Profesores de Dibujo de Aragón, asegura que la adopción de este tipo de medidas tendría todo tipo de efectos.

"¿Somos conscientes de lo que supondría a nivel internacional la adopción de una decisión como ésta? -se pregunta- ¿Qué ciudad, de entre todas las candidatas a ser capital cultural, puede decir que ha adoptado una medida tan rompedora e innovadora como ésta? Si hiciéramos algo así en Aragón, esto nos situaría en vanguardia mundial en temas culturales".

Para Josué Morales, a la luz de los datos que ha manejado para escribir el libro junto a Virginia Domínguez, "un museo tiene que ser el punto de encuentro de toda la sociedad, el centro o edificio en el que los ciudadanos sean capaces de autoeducarse, autoformarse y crecer". Es decir, lo que ha sido prácticamente siempre. Pero, ¿cómo conseguir que el museo cumpla su función en una época en la que hay una sobreabundancia de oferta para el tiempo libre? ¿Por qué están vacíos algunos museos?

Y Josué Morales vuelve a su idea inicial: "Están vacíos porque visitarlos no desgrava -sonríe-. Bueno, se mezcan varios factores. El principal defecto de los museos hoy en día es la falta de presupuestos adecuados. En un momento en el que estamos buscando una economía sostenible, parece que la cultura es insostenible".

Etiquetas