Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

RECORTES EN LA DGA

La partida de los Festivales de Aragón desaparece de los presupuestos

El director general de Cultura, Ramón Miranda, asegura que se intentará articular otras ayudas económicas.

Imagen de uno de los conciertos de la pasada edición del festival altoaragonés Pirineos Sur.
La partida de los Festivales de Aragón desaparece de los presupuestos
PAUL ALONSO

A pesar de la que está cayendo, el paraguas de los Festivales en Aragón parece que se va cerrando todavía más. Al menos por lo que se refiere al Gobierno aragonés. En los presupuestos de la dirección general de Cultura se ha evaporado la partida específica que aparecía bajo este epígrafe, y que el año pasado ascendió, sobre el papel, a 825.000 euros.

Ya en 2008, la marca Festivales de Aragón se rebautizó como Festivales en Aragón y la gestión de los eventos pasó a depender desde ese año directamente de los ayuntamientos y comarcas. El director general de Cultura, Ramón Miranda, reconocía ayer que con la desaparición de la cabecera en el documento económico de la Comunidad, "todo el tema de festivales queda deslavazado". Pero añadía que en los próximos dos meses, una vez aprobadas las cuentas por las Cortes, "vamos a ver el margen de maniobra e ir incorporando remanentes para articular ayudas económicas". Miranda alegó que la medida responde al recorte generalizado "que ronda casi un 48%, aunque tengo la esperanza de buscar soluciones imaginativas".

No obstante, también recordó que algunas de estas programaciones reciben la aportación económica de la DGA a través de subvenciones a las asociaciones culturales que los organizan.

El director general insistió en que los esfuerzos para 2011 se han centrado en mantener las ayudas a las industrias culturales de la Comunidad (aunque también estas han caído más de un 30%) y actividades de promoción. Otra prioridad ha sido el mantenimiento de programas como el Circuito de Artes Escénicas y Musicales y la Red Aragonesa de Espacios Escénicos (RAEE). "Conservamos la dotación económica más o menos en comparación con el gasto real de este año 2010, aunque hayan podido bajar algunos puntos", concretó Miranda.

Los afectados confían y esperan

Según el festival en el que uno ponga la lupa, la contribución económica del Ejecutivo autonómico les puede suponer entre el 10% y el 60% del presupuesto que manejaron este 2010.

En el caso de los oscenses Pirineos Sur, el buque insignia en cuanto a proyección nacional, y el Camino de Santiago, la contribución de la DGA no llega al 10% de sus cuentas globales. Su director, Luis Calvo, no se muestra sorprendido de esta novedad presupuestaria. "Ya conocía el contenido del borrador, pero ahora habrá que esperar a las iniciativas que adopta la dirección general para reconducir el tema", aseguró. Poniéndose en el peor de los casos, Calvo reconoce que la celebración de ambas citas "no correría peligro" en caso de no recibir el apoyo económico de la DGA. "En un presupuesto como el de Pirineos Sur, que se sitúa en el millón de euros, la pérdida de un 10% tampoco nos pondría contra la espada y la pared, aunque no es un plato de buen gusto", dijo.

La otra cara de la moneda es el el turolense Puerta al Mediterráneo, más que curtido en estas lides, que se celebra en Rubielos de Mora y Mora de Rubielos, y va camino de su vigésimocuarta edición. Los 100.000 euros que ha recibido en 2010 del Ejecutivo autonómico significan el 60% de su presupuesto, que ya se rebajó un 27% con respecto a 2009. Su director, Toño Monzón, tiene muy claro que "el trabajo de 24 años no se puede zanjar de un plumazo", y menos cuando se trata de un festival "que supone también un revulsivo turístico y económico para el sur de Teruel". "Hemos empezado a hablar ya con los ayuntamientos de la próxima edición, pero también dependemos de tener una comunicación oficial del Gobierno aragonés", continuó. Tiene claro que hay que encontrar fórmulas para no reducir la calidad de la oferta y afrontar esta época de vacas flacas.

Buscar la implicación privada

El eclipse de la partida Festivales de Aragón tampoco ha sido motivo de susto para el alcalde de Aínsa, José Miguel Chéliz. El Festival del Castillo de Aínsa alcanzó este año un presupuesto de alrededor de 400.000 euros, de los que 80.000 procedían de la DGA. "No deja de sorprenderme el hecho, aunque ya teníamos conocimiento de él, pero confío plenamente en que se puede reconducir y que no se cortará en seco una apuesta de veinte años, porque sería complicado y traumático llevarlo adelante", comentó. Asimismo, añadió que hay que "dar una vuelta" a la política de subvenciones culturales y "buscar un mayor compromiso de la iniciativa privada".

En el Festival Castillo de Alcañiz, que este año ya se vio obligado a reducir de 7 a 5 los espectáculos de su programación, la participación de la DGA representa entre un 50% y 60% del caché de las compañías y grupos. "Con la dirección general de Cultura hemos mantenido algunas entrevistas desde octubre y es lógico que haya recortes, como ocurrirá también en la partida municipal, pero nuestra intención es que no desaparezca", señaló la concejal de cultura alcañizana, Concha Tello.

El Luna Lunera de Sos cumplió este fin de década diez años, con un presupuesto total en 2010 de poco más de 600.000 euros y un descenso del 23% respecto a 2009. En este caso, la ayuda autonómica asciende a unos 60.000 euros. A estas alturas, su director, Julio Conde, desconoce si podrían verse afectados en alguna medida por esta novedad. Todos tendremos que esperar.

Etiquetas