Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

Hallan muerto a Bobby Farrell, cantante de Boney M

El artista, referente de la música disco de los 70, fue polémico fuera y sobre el escenario. En Zaragoza protagonizó un sonado escándalo.

Bobby Farrell, con Boney M, en su concierto de 2009 en el recinto de Interpeñas en Zaragoza.
Hallan muerto a Bobby Farrell, cantante de Boney M
HERALDO

La canción de Boney M tiene una melodía pegadiza con un final triste: "Ra, ra, Rasputin, lover of the russian queen". En la mañana de ayer, su cantante, Bobby Farrell, dueño de una voz provocadora y símbolo de la música disco de los setenta, murió en la ciudad rusa de San Petersburgo, justo la que fuera la metrópolis de los zares, y solo horas después de haber actuado en un concierto en el que también interpretó 'Rasputin'.

Pese a lo abrupto del suceso, en plena gira, el representante del artista, John Seine, apuntó que Farrell podría haber muerto plácidamente mientras dormía, si bien habrá que esperar a la autopsia.

Nacido en Aruba (ex colonia holandesa) en 1949, empezó a trabajar como marinero y tras una estancia en Noruega, viajó a Alemania, donde trabajó como discjokey. Allí fue descubierto en 1976 por el productor Frank Farian, que un año antes había creado Boney M, compuesto además por otras tres cantantes.

Boney M fue, junto con Abba, de los pocos grupos de música disco europeos de los setenta que también sembró éxitos en Estados Unidos y otras partes del mundo. El grupo representaba a la perfección, con sus ropas extravagantes y atrevidas, el talante rompedor de la década de los setenta. La peculiar y provocadora manera de bailar de Farrell complementó el estilo innovador de Boney M, que llegó a vender más de 150 millones de discos en todo el mundo con éxitos como 'Daddy cool', 'Sunny', 'Ma Baker' o 'Rivers of Babylon'.

Pero además del éxito, el escándalo también acompañó a Farrell tanto dentro como fuera del escenario. Las rencillas con el productor Farian hicieron que Farrell abandonase Boney M en 1982. Tras fracasar en su carrera en solitario regresó al grupo en 1985, un año antes de que éste se deshiciese por dos años para volver en 1988 y desintegrarse definitivamente un año más tarde.

Casado y con dos hijos, en 1994 -año en el que se divorció- fue condenado por un juzgado holandés por intentar quemar a su esposa, una ex modelo yugoslava, después de haberla rociado con gasolina. En 1999, una actuación en la sala Multiusos de Zaragoza, en plenas fiestas del Pilar, acabó en escándalo después de que Farrell, ebrio según muchos asistentes, intentara propasarse con una espectadora a la hizo subir al escenario. En 2009 se reconcilió con la ciudad en una multitudinaria actuación en Interpeñas.

Etiquetas