Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

Javier Pomar, joven talento del violín, ofrece un concierto en Ibercaja Actur

Con solo 13 años, este zaragozano ganó en abril un concurso de solistas en Teruel.

Javier Pomar, tras ganar el concurso de Teruel, en abril.
Javier Pomar, joven talento del violín, ofrece un concierto en Ibercaja Actur
JORGE ESCUDERO

Javier Pomar, un pequeño virtuoso del violín nacido en Zaragoza hace 13 años, exhibirá hoy su maestría en el centro cultural Ibercaja Actur (Antón García Abril, 1, Zaragoza) con un programa que abarca autores como Vitali, Bériot, Massenet o Sarasate, e incluye también el 'Concierto para violín en mi menor, Op. 64' de Mendelssohn, "que es mi compositor favorito", explica el joven artista. Su cita con el público es a las 19.30, en un recital con entrada gratuita.

Pomar ganó en abril el Concurso de Solistas Musicales Ciudad de Teruel, organizado por la Fundación Internacional para la Difusión de las Artes y Humanidades (Fidah), al que se presentaron 17 niños de entre 13 y 16 años. Junto con el primer premio, obtuvo la posibilidad de dar el concierto de hoy. "El nivel era muy alto, pero aquí estamos", señala Pomar en un descanso de su estudio.

A los 7 años comenzó con el violín y sigue con el mismo profesor con el que empezó, Valeri Gazarian. Un año más tarde, se puso manos a la obra con el piano de la mano de Gayane Abrahamian. Cuando cumplió 9 participó, junto con otros alumnos, en un concierto en la Freien Waldorfschule Heilbronn, en Alemania. Sin embargo, Pomar avisa de que sus preferencias no se ciñen solo a la música clásica: "También me gusta mucho el rock". Cada día le dedica dos horas al estudio y, aunque asegura que no tiene preferencia por el violín o el piano, estos días se ha centrado en el instrumento de cuerda. A pesar de la dureza de su posible futura profesión, tiene muy claro que se quiere dedicar a la música, "aunque cuando llegue el momento no estaría mal hacer una carrera", señala.

El mecenazgo de Fidah

Pilar Alonso, presidenta de la Fidah, señala que "de Javier Pomar me gustó muchísimo su juventud y su saber estar, aunque fue el jurado quien le dio el primer premio". Esta organización se dedica a apoyar a jóvenes músicos.

El mecenazgo es algo habitual en América, aunque no está muy extendido en España. Sin embargo, la Fidah lleva ya diez años apoyando a talentos emergentes. El premio que recibió Javier Pomar fue la posibilidad de dar el recital de hoy en Zaragoza, pero hasta hace bien poco el patrocinio brindado por esta organización era, sobre todo, económico. Pilar Alonso remarca la necesidad de que jóvenes músicos reciban estas ayudas: "En el tema económico atendemos a chicos que de verdad lo necesitan. Apoyamos con becas durante mucho tiempo al pianista albanés Klevis Gjergji. Lo cogimos con 15 años y a los 16 ingresó en la Musikene, que es la Escuela Superior de Música del País Vasco". Ahora, Gjergji tiene 22 años, ofrece de vez en cuando conciertos por toda España y continúa sus estudios en Viena.

La presidenta de Fidah subraya que el otro objetivo principal de su organización es "ofrecer, a través del arte, momentos excepcionales para todo el que se quiera acercar. Organizamos conciertos gratis por toda España en sitios pocos habituales, como residencias de ancianos u organizaciones benéficas".

Malos tiempos

No corren buenos tiempos para la filantropía. Aunque Fidah sigue convocando concursos para dar becas a jóvenes músicos, Alonso reconoce que su organización no pasa por el mejor momento. "A no ser que haya un alma maravillosa que nos salve, esto no durará mucho tiempo. La fundación terminará el día que se acabe el dinero", avisa.

Los ingresos que recibe la institución provienen exclusivamente de particulares amantes del arte y, según su presidenta, nunca ha recibido subvenciones de instituciones, ni públicas ni privadas. "Mejor que sea así, no quiero que nadie nos acuse de beneficiarnos con esto. Prefiero organizar conciertos pequeños, pero auténticos", remarca.

Etiquetas