Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

SOLIDARIDAD

Amasol y el sentido de la Navidad

La Asociación de Madres Solas inauguró su mercadillo solidario, que ofrece productos básicos a precios simbólicos a los más necesitados.

Encarna Bolsa, Pilar Coma, Cristina Beltrán, Pilar Barranco e Ignacio Mayayo, en el mercadillo de Amasol.
Amasol y el sentido de la Navidad
CARLOS MONCíN

No es un mercadillo al uso. Sí, recauda fondos para la causa, pero el rastrillo de Amasol (Madres Solas) en Zaragoza busca una implicación con la realidad del barrio de San Pablo que agradecen hasta la saciedad sus vecinos. Por que en el local de la Asociación de Vecinos Lanuza-Casco Viejo, donde se ha puesto en marcha esta iniciativa, se puede encontrar ropa de abrigo para niño, calzado o juguetes, por un precio de medio euro. Una oportunidad para que aquellos a los que golpea con más fuerza la crisis puedan afrontar mejor el invierno.

"Todo lo que está a la venta tiene un precio simbólico", señala la presidenta de Amasol, Cristina Beltrán. Por ejemplo, la ropa de adulto o las mantas apenas superan los dos euros. "Es una forma perfecta para dar salida a todas las donaciones", señala. Por eso quieren agradecer la participación de empresas como Chocolates Lacasa, Arcorock, La Zaragozana, Imaginarium, El Cachirulo o Viñas del Vero, entre otras, que se han volcado con la causa donando algunos de sus productos.

Tampoco ha faltado al compromiso el Real Zaragoza, que ha aportado una camiseta del equipo firmada por todos los jugadores de la plantilla. El objetivo es subastar la cotizada prenda en una puja al mejor postor.

"Lo que a muchos les estorba, a otros les da la vida", comenta la coordinadora de proyectos de la asociación, Pilar Barranco. Con el dinero recaudado -simbólico, de nuevo- Amasol seguirá luchando en sus proyectos. Como recuerda Barranco, hay unas 95.000 personas monoparentales "y el 75% de ellas son mujeres". De ahí que la participación de varios artistas zaragozanos en el rastrillo sea de gran importancia.

Nombres como Sergio Abraín, Iñaki Rodríguez, Pedro J. Sanz, o Ignacio Mayayo, que han cedido algunas de sus obras para su venta, u otras que quedaron sin adjudicar en la pasada cena-subasta de la asociación. "Se trata de un barrio multicultural, y con gran cantidad de artistas muy comprometidos", resume Beltrán.

El mercado se clausura hoy, pero todavía hay tiempo para acercarse a realizar compras con auténtico sentido navideño, en horario de 10.00 a 20.00 ininterrumpidamente, gracias a la labor de voluntarios como Encarna Bolsa o Pilar Coma, que ayer ya atendían al público con una sonrisa de oreja a oreja..

Etiquetas