Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesAragón confirma 41 contagios, 11 menos, sin fallecidos

CINE

Bollaín reflexiona sobre la codicia y la resistencia en 'También la lluvia'

La directora estrenará el 7 de enero su quinto filme, que representará a España en los Óscar.

Después de tres años de silencio, la directora madrileña Icíar Bollaín regresa con 'También la lluvia', un canto a la "resistencia civil y a la amistad". Rodado en la localidad boliviana de Cochabamba, entremezcla las ansias de colonización y la esclavitud de millares de indígenas por parte de los españoles, la lucha de miles de personas contra la privatización de su agua en el año 2000 y el choque frontal de tres hombres con ambiciones diferentes.

Costa (Luis Tosar), un descreído productor de cine, y Sebastián (Gael García Bernal), joven e idealista realizador, viajan a Bolivia para filmar una película sobre la llegada de Cristóbal Colón (Karra Elejalde) a América, poniendo el acento en la brutalidad de su empresa y en el coraje de varios miembros de la Iglesia que se enfrentaron con palabras a las espadas y las cadenas. "Aún falta que se reabra un debate en torno al concepto de hispanidad", señaló Tosar. "No podemos juzgar lo que ocurrió hace 500 años con la ética y la moral actual", apuntó por su parte Elejalde.

Pero Costa y Sebastián no pueden imaginar que en Bolivia les espera un desafío. Tan pronto como estalla la Guerra del Agua (abril de 2000) las convicciones de uno y el desapego del otro comienzan a resquebrajarse. "Costa era un personaje complejo de base, es un cabrón y un cínico, pero tiene corazón y le he cogido cariño", dijo Tosar, que tras haber triunfado con 'Celda 211' suena ya como posible aspirante al Goya en 2011.

La cinta, escrita por el escocés Paul Laverty, supone todo un alegato contra la codicia, el poder y la explotación del hombre por el hombre, tanto en la época de los Reyes Católicos como en pleno siglo XXI. "La película celebra la resistencia ante una situación tan injusta como la de que no te permitan recoger el agua de la lluvia", afirmó ayer la directora madrileña. Y pone a prueba las convicciones morales de cada uno. "Al principio, Costa y Sebastián llegan con una actitud mercantilista", pero la realidad les obliga a tomar posición. "Cuando uno se encuentra de cara con un amigo es difícil darle la espalda", dijo Bollaín.

'También la lluvia' fue elegida por la Academia de Cine para representar a España en los Óscar.

Etiquetas