Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

SEGÚN LOS MÉDICOS

Morente murió de un cáncer de esófago

Esta versión contrarresta la ofrecida por la familia del cantaor, que habría denunciado al equipo médico por una supuesta negligencia al operar al fallecido de una úlcera.

Enrique Morente actuando en el Festival Periferias, en 2005.
Morente, en estado de muerte cerebral
HERALDO

El equipo médico que intervino en la Clínica La Luz a Enrique Morente ha asegurado que el cantaor padecía un cáncer de esófago con metástasis linfáticas.

En un comunicado, los médicos salen así al paso de la "multitud de informaciones erróneas" en los medios de comunicación sobre las circunstancias de la muerte de Morente.

Según la familia, que ha presentado una denuncia ante los juzgados por presunta negligencia médica, el cantaor fue operado de una úlcera en la Clínica La Luz, donde murió nueve días después de esa primera intervención.

En contra de esta versión, los médicos sostienen que "Enrique Morente ingresó para operarse de un cáncer de esófago de 4,5 cm de diámetro, localizado en el tercio medio, con metástasis linfáticas".

"El equipo médico (cirujanos, anestesistas, intensivistas, patólogos, neurólogos) desea transmitir a su familia y amigos sus condolencias por tan importante pérdida", concluye el comunicado.

El cadáver de Morente ha sido sometido a una autopsia en el Instituto Anatómico Forense, antes de ser trasladado a la capilla ardiente instalada en la sede madrileña de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

La familia de Enrique Morente presentó el pasado día 11 una primera denuncia, que recayó en el juzgado de instrucción número 52 de Madrid y ayer, tras el fallecimiento del cantaor, presentó otra en el juzgado de guardia, que hoy ha sido trasladada al juzgado de instrucción número 18 de Madrid, han informado fuentes jurídicas.

Etiquetas