Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

DANZA

Berna recupera el sabor de la jota tradicional en su nuevo espectáculo

El bailarín regresa hoy al Principal con un montaje de danza con toques mudéjares. Uno de los números que incluye rendirá homenaje a José Antonio Labordeta.

El bailarín Miguel Ángel Berna, en una foto de archivo.
Berna recupera el sabor de la jota tradicional en su nuevo espectáculo
HERALDO

El coreógrafo Miguel Ángel Berna regresa esta noche al Teatro Principal de Zaragoza con la obra 'Berna se escribe con jota', un montaje con el que el bailarín afirma regresar a sus orígenes folclóricos. Hasta el próximo día 19, Berna presentará al público zaragozano su particular visión de la jota más tradicional.

"Me he visto obligado a volver a mis orígenesy retroceder a cuando tenía 8 años y me dejaba las rodillas en el escenario", confesaba el coreógrafo durante la presentación del espectáculo. Berna señala que "fuera de Aragón se nos conoce por la jota", pero critica que los ciudadanos aragoneses apenas conocen su propio folclore: "No estoy dispuesto a aceptar que es algo auténticamente aragonés, cuando los aragoneses no sabemos realmente qué es. A muchos se nos caería la cara de vergüenza por lo poco que sabemos".

Ese olvido ante la jota ha llevado a Berna a recuperar los sonidos más tradicionales en su nuevo espectáculo. Según explica el bailador, desde pequeño sintió la jota como algo propio, pero comprobaba cómo otros jóvenes se iban desconectando de ella, "y lo peor es que treinta y cuatro años después todo sigue igual".

Un cedé y un libro

El repertorio musical del espectáculo 'Berna se escribe con jota' es obra de Joaquín Pardinilla y Alberto Artigas y se comercializará en un cedé. El compacto se vendrá acompañado de un deuvedé que recogerá algunos de los espectáculos que han marcado su carrera, como el montaje 'Goya, el sueño de la razón', 'Flamenco se escribe con jota' o su actuación en la Semana Santa de Calanda.

Además del cedé y el deuvedé, sale a la venta un libro que narra las experiencias en primera persona de Miguel Ángel Berna, desde que comenzó a bailar con ocho años, y en el que se recopilan sus 34 años de dedicación a la danza.

"A los ocho años el folclore tocó en mi puerta, y digo tocó porque me llamó en forma de jota. E interiormente tuve la intuición de que la ansiada libertad que todos anhelamos desplegó sus alas, para dejar paso a un sinfín de reglas e imposiciones absurdas que convenían a unos pocos y perjudicaban a la gran masa ignorante de la cual era partícipe", resume Berna en el texto que explica su nuevo espectáculo.

Según recuerda el coreógrafo, en esos primeros años sentía "temor, miedo, temor y más miedo. Esa fue la constante y lo sé porque lo viví bailando en las fiestas de los pueblos, en los remolques, en la sangre de mis rodillas en cada actuación".

Toda esa emoción se plasma ahora en el montaje 'Berna se escribe con jota', un espectáculo de una hora y 15 minutos que cuenta con un importante apoyo audiovisual y la colaboración de diez músicos que interpretarán música original en directo. Un Berna de negro riguroso que estará acompañado por el cuerpo de baile de Nobleza Baturra. "El espectáculo es una interpretación mía, personal, de lo que yo entiendo que es la jota. Garantizo que me voy a dejar la vida en el escenario".

La música incluye, además, guiños al sonido mudéjar, un salto al pasado que defiende Berna: "La gente dice que la jota no tiene nada que ver con los árabes. Bueno, habrá que verlo". Y adelanta que otro de los números del espectáculo será 'Rasmia', que según sus palabras "es un homenaje a José Antonio Labordeta, un hombre del pueblo. También es una muestra de cariño a su familia".

Berna ha adelantado que el espectáculo incluye, además, la presencia de un invitado sorpresa, pero no ha querido dar pistas de quién se trata. Las entradas se pueden adquirir en www.cai.es a un precio de entre 6 y 24 euros.

Etiquetas