Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

"Es una película muy visceral, muy sexual en todos los sentidos"

María Valverde y Mario Casas presentaron 'Tres metros sobre el cielo' en Zaragoza.

María Valverde y Mario Casas, ayer en el Paraninfo.
"Es una película muy visceral, muy sexual en todos los sentidos"
ARáNZAZU NAVARRO

Entre María Valverde y Mario Casas existe una química especial. Por eso no es extraño que, en cuanto hicieron la primera prueba juntos para 'Tres metros sobre el cielo', su director, Fernando Gónzález Molina, se dijera: "Tenemos película".

"Y luego el filme solo creció, creció y creció -recordaba ayer el cineasta-. Y es que los dos trabajan de una forma muy visceral-, y esta película vive de la química y la complicidad de los dos protagonistas. Este trabajo es más un viaje personal que un viaje profesional". González Molina, María Valverde y Mario Casas, rodeados de fuertes medidas de seguridad (no en vano los actores levantan pasiones entre el público juvenil) participaron ayer en el ciclo 'La buena estrella', con la colaboración del Festival de Cine de Zaragoza .

"Mario es muy fácil a la hora de trabajar -aseguraba María Valverde-, porque es un actor que no se complica la vida. Se puede hablar con él y es muy respetuoso. Te facilita mucho tu trabajo". Y Mario le respondía: "Ella tiene algo especial, no necesita hacer nada para llenar la cámara. Cuando estábamos rodando, yo llevaba el trabajo hecho de casa y luego, delante de la cámara, simplemente me dejaba llevar".

'Tres metros sobre el cielo' se estrenó el viernes y es un drama romántico en torno a dos jóvenes de mundos opuestos. Es la crónica de un amor tan loco e inevitable que acabará arrastrándolos juntos. Está basada en una obra de Federico Moccia, lo que, unido al tirón de los dos protagonistas entre el público joven, hace que la película esté condenada al éxito. Aunque no fuera lo que buscaba el director.

"En cierto sentido es una película nostálgica, porque está contada desde la mirada de alguien de 35 años -afirmaba ayer-. Pero es la historia de dos viajes íntimos: ella va de la inocencia al lado oscuro de la vida, y él recorre el camino inverso".

Para los dos actores, que están pendientes de estrenar otro filme juntos ('La mula', de M. Radford), ha sido una película que les ha marcado. "Es muy visceral, muy sexual en todos los sentidos -confesaba María Valverde-. He trabajado en ella con la piel".

Etiquetas