Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ARTE

Clara Carnicer inaugura la galería Carolina Rojo

La pintora aragonesa, tras diez años como profesora en el Estudio Cañada, inicia una nueva etapa centrada en el arte y la música.

Dos obras de Clara Carnicer que se muestran en la nueva galería.
Clara Carnicer inaugura la galería Carolina Rojo

Carolina Rojo, licenciada en Derecho y especializada en la representación de artistas y diseñadores, ha inaugurado una nueva galería de arte, que lleva su nombre, en la calle Albareda 6. Carolina señala que "la galería forma parte de un proyecto más amplio. Sin embargo, es lo primero que ha comenzado a funcionar. Es un espacio dedicado al arte y al diseño local, nacional e internacional. Mi idea es hacer unas cuatro o cinco exposiciones al año de escultura, fotografía, pintura y joyería. Creo que en Aragón tenemos muy buenos artistas y me gustaría poder colaborar en su difusión en el exterior". Agrega que el nuevo local también es el lugar de trabajo de la agencia Red Telia, que ofrecerá servicios relacionados con el mundo del arte y el diseño a coleccionistas, empresas, instituciones y artistas.

La sala Carolina Rojo se ha abierto con una exposición de Clara Carnicer. La galerista, que ha vivido en Ámsterdam, Barcelona y Nueva York, señala: "Conozco y admiro el trabajo de Clara Carnicer desde hace muchos años. Creo que es una gran artista ya".

Clara Carnicer (Zaragoza, 1977) inicia una nueva etapa en su vida. Tras diez años como profesora en el Estudio Cañada, fundado por su abuelo, Alejandro Cañada, y dirigido por su madre, lo acaba de dejar con la idea de centrarse en el arte y en la música. Clara Carnicer es guitarrista y segunda voz del cantante Bigott, que inicia una gira de ocho días por Sevilla, Granada, Valladolid, Barcelona y Tarragona, entre otros lugares. "Empiezo una nueva etapa en mi pintura, que sigue en la línea figurativa y humana pero menos introspectiva. Creo que no necesito contar nada en particular, así que dejo que los personajes se cuenten solos. Me he limitado a pintar lo que tengo cerca: personas, lugares, comidas, cosas. Me limito a observar sin sentirme parte importante del asunto", dice Clara.

La muestra consta de más de cuarenta piezas, en las que conviven la pintura al óleo con la acuarela y el dibujo, y las series con las piezas sueltas. Llama la atención una colección de retratos de caras de pequeño formato, donde están desde el poeta y cantautor Sergio Algora, ya fallecido, al propio Bigott, el comisario artístico Manu Azcona, el librero Javier Lahoz o, entre muchos otros, "mi propia hermana, que se parece mucho a mí". Además hay otra serie de dieciséis piezas que aluden al mundo del circo, que le interesó mucho en otro tiempo, de la danza o de la vida cotidiana, entre ellas varios desnudos. Esas obras son de carácter expresionista, de influjos alemanes, y a la vez poseen un estilo muy personal, de toques perturbadores y de sutileza. En algunos de sus óleos con figura humana -también hay un bodegón con pasteles y un paisaje- se ve la atracción que siente Clara por el mundo del pintor británico Freud. "No hay ninguna influencia buscada, pero me gusta la pincelada de Lucian Freud y sus retratos. Pinto sobre lo que me apetece y me atrae, así que supongo que en mi manera de pintar también influyen los pintores que me gustan, y, desde luego, me gusta el expresionismo alemán".

Etiquetas