Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ARTE

La familia de Picasso denuncia a un jubilado que tiene 271 obras del artista

El hombre, un electricista que instaló alarmas en las casas del pintor, asegura que este y su mujer se las regalaron.

Pierre Le Guennec, junto a su esposa, ante su domicilio en Mouans-Sartoux, sureste francés.
La familia de Picasso denuncia a un jubilado que tiene 271 obras del artista
VALERY HACHE/AFP

Una colección de 271 obras del pintor español Pablo Picasso, hasta ahora desconocidas, ha salido a la luz después de que un electricista francés jubilado tratara de obtener los certificados de autenticidad de los herederos del artista, según revelaba ayer el rotativo 'Libération'.

Se trata de obras pintadas en el primer tercio del siglo pasado y cuyo valor está en torno a los 60 millones de euros, agregaba el diario.

Entre las obras descubiertas figuran algunas poco comunes, como nueve collages cubistas realizados o pintados a principios de la segunda década del siglo, un periodo del que muchas de las obras del artista se perdieron. Solo estas piezas, según los especialistas que las han tasado, están valoradas en unos 40 millones de euros.

Pero en la colección también se encuentra una acuarela de su periodo azul o pinturas aguadas en papel, estudios pintados sobre tela, además de dos centenares de dibujos. Incluso un retrato de la primera esposa del artista, Olga Khokhlova.

El extraordinario hallazgo salió a la luz después de que el electricista jubilado Pierre Le Guennec se pusiera en contacto con Claude Picasso, hijo del pintor malagueño y encargado de administrar su sucesión.

En un principio, según la información publicada ayer por 'Libération', en enero pasado envió fotos de los cuadros para que fueran autentificados como obras de Picasso. Pero, ante la negativa del heredero a dar su aval sin ver los originales, el electricista se presentó en su despacho en septiembre.

La colección, confiscada

Acompañado de su mujer, el hombre, domiciliado en la Costa Azul francesa, mostró ese día a Claude Picasso 175 obras inéditas, entre ellas dos cuadernos que contienen en total 97 dibujos.

Tras comprobar que no se trataba de falsificaciones, el heredero se preguntó cómo habían llegado a manos de Le Guennec, y días después presentó una denuncia ante la brigada especializada en obras de arte para evitar perder la colección.

Los agentes actuaron con rapidez, abrieron una investigación y confiscaron la colección, que en estos momentos se encuentra a buen recaudo en sus locales a las afueras de París.

Según el diario, Le Guennec afirmó ante la policía haber trabajado como electricista de Picasso en las diferentes residencias que el pintor tuvo en la Costa Azul, al tiempo que añadió que fueron el artista o su esposa Jacqueline quienes le regalaron las obras.

El antiguo electricista había instalado sistemas de alarma antirrobo en las numerosas casas que poseía Picasso en Francia, incluida su villa en Cannes, durante tres años, antes del fallecimiento del artista en 1973.

Una versión que los herederos del pintor no se creen, por el celo con el que el artista guardaba todas sus creaciones y la forma en que documentaba sus regalos.

"Firmaba sus donaciones"

En declaraciones a 'Libération' Claude Picasso considera que "no se tiene de pie" la versión del jubilado, porque su padre no tenía la costumbre de hacer regalos en bloque y, cuando lo hacía, siempre dejaba su huella. "Muchas de las obras no tienen fecha, y eso significa que nunca debieron salir del taller de mi padre", dijo Claude Picasso a "Libération".

Y añadió: "Es cierto que Pablo Picasso era bastante generoso. Pero fechaba, firmaba y dedicaba siempre sus donaciones, porque sabía que algunos las venderían para afrontar sus necesidades", aseguró.

El heredero indicó que, más que sus intereses económicos, presentaron la denuncia para evitar que las obras se dispersen, lo que dificultaría su estudio.

Su abogado agrega que nunca nadie recibió de manos de Picasso una donación tan importante. 'Libération' se preguntaba ayer si el septuagenario electricista no esperó tantos años a sacar a la luz la obra para beneficiarse de la prescripción de un supuesto delito de robo.

En los últimos tiempos han 'aparecido' varias obras de Picasso, todas ellas desaparecidas en misteriosas (o inconfesables) circunstancias. En agosto de 2009 se recuperó en Iraq el cuadro 'La mujer desnuda', que al parecer había sido robado en Kuwait durante la invasión iraquí de 1990. La pintura está valorada en unos 7 millones de euros.

En ocasiones, las obras llevaban mucho tiempo ocultas. Es el caso de 'Mujer de blanco', pintada en 1922 y robada en París por los nazis. Reapareció en 2001, y al final acabó confiscada por el FBI. Su valor de mercado: 10 millones de euros.

A principios de este año, la Policía italiana recuperó una pequeña guitarra de madera esculpida por Picasso para su hija Paloma y que estaba escondida en una caja de zapatos de un comerciante en Pomezia, cerca de Roma.

Etiquetas