Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

INSTALACIONES

Así será el teatro de la SGAE en el Portillo

El proyecto básico, de Antón García Abril, se presentará en febrero o marzo de 2011.Habrá sala de cine digital y auditorio con equipamiento escénico de última generación.

Así será el teatro de la SGAE en el Portillo
Así será el teatro de la SGAE en el Portillo

Un edificio pétreo inspirado en Aragón en forma de cubo, atravesado por túneles y con grandes cristaleras que lo hacen permeable al entorno y al ciudadano. Así será el teatro que la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) construirá en terrenos de la antigua estación del Portillo en Zaragoza, según se desprende de los primeros bocetos en los que está trabajando el arquitecto Antón García Abril. Su firma la llevan otros centros de la red Arteria de la Fundación Autor, a la que se incorporará el equipamiento de la capital aragonesa, como los de Santiago de Compostela y el de Distrito Federal de México.

El proyecto básico, según confirmó ayer el delegado de la SGAE en Aragón, Ignacio Casado, estará listo para febrero o marzo del año que viene y para su ejecución se maneja un presupuesto de 40 millones de euros. El inmueble, con unos 10.000 metros cuadrados, se levantará a unos metros del Caixaforum. Así, en este futuro parque, que algunos políticos ya han bautizado como la Milla Cultural, dialogarán esta referencia pétrea de la SGAE al paisaje aragonés con la estructura de hormigón y la fachada de aluminio perforado que la arquitecta Carme Pinós ha diseñado para Caixaforum.

Un cubo de gran capacidad

Un cubo simbólico de gran capacidad, cuyo interior, eso sí, deparará sorpresas. El auditorio, uno de los equipamientos más espectaculares, tendrá capacidad para 1.800 personas y estará dotado con equipamiento escénico de última generación y foso, con una altura de cajas y peine escénico de 45 metros metros y un fondo de 25. Unas características que lo convertirán en un teatro ópera único en la Comunidad y muy reivindicado por los amantes del 'bel canto', capaz de acoger actuaciones de lírica de gran envergadura.

Además, las instalaciones contarán con una sala de cine digital, un museo dedicado al mundo del rock, un centro de producción, zonas de formación y talleres y área de servicios con cafetería y restaurante. Además, aquí se ubicarán también las oficinas de la SGAE, la Fundación Autor y la red Arteria. "Será un espacio super polivalente", resume Ignacio Casado.

Así, será uno de los emblemas del nuevo barrio del AVE, junto a Caixaforum y el Centro de Arte y Tecnología de la Milla Digital.

El presidente de la SGAE, Teddy Bautista, explicó recientemente en una entrevista que el interés por Zaragoza pasa por convertir este teatro en "un distribuidor, un punto clave. Nuestro criterio es descentralizador, y Zaragoza podría ser un laboratorio que nos permita probar productos que después circulará por la red". "En 2011 entrarán en funcionamiento tres nuevos espacios de la red Arteria y necesitamos una fábrica de producción propia", añadió. Una idea en la que ayer también insistió el delegado aragonés: "Es un enclave de futuro extraordinario para mirar al sur de Europa".

La red Arteria cuenta con teatros y salas en Bilbao, Madrid, Barcelona, Santiago de Compostela, Buenos Aires, Nueva York y Distrito Federal de México. Para el año que viene está prevista la inauguración del de Sevilla, con aforo para unos 2.200 espectadores.

A la tercera va la vencida

Desde la SGAE en Aragón, Ignacio Casado reconoce que está "ilusionado" con el proyecto, pero no quiere adelantar plazos ni fechas hasta tenerlo todo bien atado. A nadie se le olvida que es la tercera vez que la sociedad trata de hacer algo en Zaragoza. Primero, se proyectó un Palacio de Congresos en Ranillas que hubiera sido la sede de su fábrica de contenidos. Aquella idea no se materializó. Luego llegó el fallido sueño del Fleta (también diseñado por Antón García Abril).

En esta tercera intentona ya se han ido dando pasos. El pasado día 18 de noviembre el Ayuntamiento y la Sociedad General de Autores (SGAE) firmaron un protocolo para impulsar la construcción del auditorio. "El suelo podemos decir que está garantizado, aunque falta suscribir el convenio una vez que contemos con el proyecto básico", comenta Ignacio Casado. La idea, comentó, es "que las obras puedan ir más o menos parejas a las de Caixaforum, aunque hay que ser muy cautos a la hora de hablar de un posible calendario". Aunque hablar de una inversión de 40 millones de euros en la actual coyuntura económica puede echar hacia atrás, Casado entiende que se trata de "un proyecto muy sólido, planteado a largo plazo y que no pretende ganar dinero, aunque puede haber una cierta rentabilidad".

Etiquetas