Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

NOVELA

La ciudad y su thriller turbador

Vanessa Monfort, premio ateneo de sevilla, desnuda Nueva York y su mundo.

Las ciudades están vivas. Tal vez ése sea su secreto mejor guardado. Pero Nueva York no puede callárselo. Y no es preciso visitarla para sentir esa vida, porque Nueva York se las ha arreglado para vivir en nuestros sueños, para adueñarse un poco de ellos. En especial de los de Vanessa Montfort. Pero Vanessa ha contraatacado en su segunda novela, haciendo suyos no sólo los sueños de Nueva York, sino también sus recuerdos y los secretos que la ciudad sí quería callarse.

En ‘Mitología de Nueva York’ nos habla de una ciudad que una vez fue niña, y que se soñó (y aún se sueña) habitada por superhéroes que la defienden de los esbirros del Mal. Y nos presenta a personajes que saben que lo son y que rezan a su autora para que se apiade de ellos y les de algo de la felicidad que creen que merecen. Naturalmente, hay una historia de amor. En este caso es un amor nunca correspondido, enloquecido, casi maldito… Tanto que el protagonista, Dan Rogers, ni siquiera se plantea la conquista de la dama amada. Es tan solo sentir ese amor el objetivo. Nada más.

Vanessa Montfort nos da en ‘Mitología de Nueva York’ todo esto en forma de thriller perturbador, de romance arrebatado, de fantasía metaliteraria. Dan Rogers, el antihéroe perfecto, intenta resolver un caso detectivesco en el que arte e investigación se alían para esclarecer el misterio de su propia identidad. Y hace todo lo posible para despertar una complicidad en el lector que le obligue a ser testigo de su aventura, en un intento de no desaparecer, de pervivir en nuestras memorias una vez la última palabra del libro se consuma y sus tapas se cierren, quizá para siempre.

Por si acaso me estoy poniendo demasiado denso y/o culturetilla, voy a responder a las claras a lo que mucha gente se pregunta antes de gastarse los dineros en algo tan sospechoso como un libro: ¿Es entretenida de leer la novela? Pues sí. Y mucho. Tanto como las mejores películas de Hollywood, las que presentan esos personajes centrales con los que es imposible no identificarse, las que ofrecen los mejores y más sorprendentes giros argumentales, las que te cuentan esas historias apasionantes tras cuya contemplación solo puedes decirle a todo el que te encuentras: “Qué buena es. Vete a verla”. La comparación no es gratuita. ‘Mitología de Nueva York’ le debe mucho al cine, sí; pero también rinde tributo al mundo del cómic, homenajea con devoción al jazz y declara, por encima de todo, su amor incondicional a la literatura, sin duda el combustible que impulsa cada latido del corazón de su autora.

Esta es una novela que, a ratos, no parece una novela. Ni parece una novela escrita por una mujer, ni de una autora española. Ni siquiera parece de Vanessa Montfort, como puede constatar cualquiera que haya leído su anterior obra, ‘El ingrediente secreto’ (Premio Ateneo Joven en 2006).

Y podría acabar esto refiriéndome a lo condenadamente bien escrita que está ‘Mitología de Nueva York’, al modo en que la autora hace sencilla de entender una apuesta narrativa compleja y ambiciosa, a cómo consiguen sus personajes emocionarnos a cada página… Pero prefiero resumir todo esto así: “Qué buena es. Léanla”. Seguro que Nueva York está de acuerdo.

Etiquetas