Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

feriarte

Ocho anticuarios aragoneses se venden en el mayor mercado de España

Feriarte abre sus puertas en Madrid hasta el 28 de noviembre con 140 expositores. El sector de la Comunidad se especializa cada vez más y empieza a salir al extranjero.

Ocho anticuarios aragoneses se venden en el mayor mercado de España
Ocho anticuarios aragoneses se venden en el mayor mercado de España
WADSTUDIO

El mayor mercado del arte antiguo y antigüedades de España, el certamen madrileño Feriarte, vuelve a lidiar estos días con la crisis. Aunque su número de expositores ha descendido por segundo año consecutivo, pasando de 165 expositores a 140, sigue siendo el certamen de referencia español y está dispuesto a apostar por su internacionalización.

Dos impresiones que comparten los ocho anticuarios aragoneses que hasta el 28 de noviembre intentan aprovechar esta cita para vender algunas de sus mejores piezas y captar nuevos clientes. Los participantes de la Comunidad son: Antigüedades Altabella, Carlos Gil de la Parra, Miguel Cebrián, Paz Gimeno, Antigüedades Amparo Miñana, Maturen Anticuarios, Plaza Antiques y Galería Aroya.

"Aunque el número de participantes haya descendido, la calidad sigue siendo muy buena y es una cita que merece la pena, no solo por las ventas que pueda reportarte, sino porque entras en contacto con potenciales clientes de otras partes de España e incluso del extranjero", opina Carlos Gil de la Parra.

De lo que muestra en el pabellón 4 de Ifema destaca las obras más vinculadas a la tierra como 'El perro de Goya', un cuadro de Saura de 1989; la escultura 'Petite Faunesse Debout', de Pablo Gargallo, de 1908, y varias pinturas de Fermín Aguayo (uno de los impulsores del Grupo Pórtico). Entre los aficionados a las joyas, está seguro que quedarán fascinados por "una mariposa del siglo XIX, en plata, diamante, rubíes, esmeraldas y zafiros, que es espectacular y muy difícil de encontrar", detalla Carlos Gil de la Ripa.

Fieles a la cita madrileña

Los hermanos Enrique y Carlos Altabella son también fieles a Feriarte, en la que llevan participando dieciséis años, y antes su padre había estado desde la segunda edición. Para ellos el futuro del mundo de las antigüedades pasa en estos momentos por una gran especialización. "Cada vez somos más forofos de las piezas de nuestra tierra, que llaman la atención fuera de Aragón, además hay que apostar por escoger bien todo lo que compras, ser muy selectivo e intentar no equivocarte", explican. De lo que ha viajado con ellos a Madrid mencionan especialmente dos muebles policromados del siglo XVIII y un capitel de piedra tallado con dos leones a los que, como se puede comprobar en la fotografía, les faltan las cabezas.

Miguel Cebrián es otro de los aragoneses que no falla en el certamen. "Es un referente a nivel internacional y de las pocas ferias del sector que quedan en España un poco relevantes", dice. En su caso comenta que ha apostado por el mueble aragonés, "que hemos ido introduciendo y se aprecia mucho". "Sobre todo por las piezas policromadas con una técnica que se utilizaba en Italia en los siglos XVII y XVIII a base de lacas y que llega a tener una implantación importante. Muchas de estas piezas conservan hasta el 80% de su policromía original", cuenta Miguel Cebrián, que detalla que algunas puertas se decoran hasta con cielos cruzados por insectos y mariposas.

Darse a conocer fuera

Este anticuario está estudiando la posibilidad de participar por primera vez en Bruselas en la Feria de Antigüedades y Bellas Artes (Brafa) a finales de enero próximo. "Nos han invitado en varias ocasiones, pero nunca nos hemos animado, a lo mejor ahora es un buen momento para darnos a conocer fuera de España y tantear nuevos mercados", argumenta.

Feriarte, que fue inaugurada el sábado por la princesa Letizia, vuelve a contar con una galería del joven coleccionista, algo así como una sección 'low cost', en la que se pueden adquirir obras de gran interés por un precio inferior a 3.000 euros.

Antigüedades Altabella. Hermoso capitel de piedra tallado con las figuras de dos leones enfrentados, a los que, como se puede ver, les faltan las cabezas.

Antigüedades Miguel Cebrián. Rinconera aragonesa policromada. Data del siglo XVIII. Especializado en muebles y objetos de esta época, sobre todo españoles y policromados, está apostando por lo aragonés.

Etiquetas