Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

EN DIRECTO

Yann Tiersen, la reinvención sublime de un bardo con mira telescópica

Las entradas para el concierto están a la venta en los cajeros CAI y www.cai.es, al precio de 22,5 euros. En taquilla cuestan 25 euros.

Yann Tiersen, en una anterior visita a Zaragoza, en 2007.
Yann Tiersen, la reinvención sublime de un bardo con mira telescópica
HERALDO

La cita es a las 22.00, en ese teatro de los sueños llamado Oasis. La reinvención es electrónica, pero tenue: acompaña a ese espíritu de bardo bretón que caracteriza a Yann Tiersen y que se desparrama por toda su obra. La mira telescópica se dirige, como siempre, a la sensibilidad del espectador: este cuarentón de reciente cuño no sabe hacer música de otra manera. Lo suyo es epatar, tanto a los burgueses como a los brahmanes o la plebe. Para todos tiene un lenguaje único, el de la calidad y la sorpresa, el que se vehicula a través de una música que sale de sus entrañas y aterriza en los corazones ajenos.

Tiersen no es vulgar: simplemente, tampoco es pretencioso. Sus creaciones no parten de la autosatisfacción, aunque sin duda completen en el camino esa tarea. La banda sonora de 'Amelie' le hizo famoso en el mundo entero, pero en vez de echarse a dormir en el cómodo lecho de las notas amables, el francés siguió dándole vueltas a la tuerca de su sien izquierd, empeñado en ir más allá. Resistiendo, como marcan sus genes emparentados con la historia y la fantasía, una y otra vez al invasor de la adulación.

Esta noche, Tiersen presenta los temas de su último trabajo, el primero con el sello Mute (el de Daniel Miller, famoso por haber apadrinado la carrera de Depeche Mode) y marcado por la presencia de juguetitos en los pentagramas del galo, sabiamente repartidos en la cantidad y la intensidad de la presencia. El repertorio, no obstante, explora en los pasados esfuerzos del autor, como el fantástico 'Le Phare' (1998), que trajo sus primeros éxitos masivos, 'L Absente (2001) o 'Les Retrouvailles' (2005). También es el responsable de ponerle música a la inquietante trama de 'Goodbye Lenin', la película que lanzó al estrellato al actor hispanoalemán Daniel Brühl.

En sus pasadas visitas a Zaragoza, Tiersen ya dejó claro que su capacidad para tocar varios instrumentos y explorar diferentes caminos sonoros es amplia. También utiliza magistralmente la melancolía a la hora de dotar de contenido argumental a sus composiciones, en un ejercicio que exuda sensibilidad.

Etiquetas