Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LITERATURA

Aragón y el laberinto del mundo

HERALDO publicará, en quince entregas, una literatura universal redactada por aragoneses.

Ana María Navales, fallecida hace algo más de un año, es la autora de ¿Cuentos de Bloomsbury¿.
Aragón y el laberinto del mundo
JDL

Este próximo domingo HERALDO inicia la publicación de “una colección de literatura universal” escrita por autores aragoneses de todas las épocas: desde Marcial y sus ‘Epigramas’ hasta José Luis Corral Lafuente, historiador y narrador, autor de ‘El invierno de la Corona’. En esta primera selección, que se ofrecerá por entregas de domingo desde el 21 de noviembre hasta el 27 de febrero de 2011, se han tenido en cuenta distintas épocas, distintas disciplinas literarias y volúmenes muy diferentes entre sí: hay poesía (Marcial y Rosendo Tello), filosofía y ensayo (Ibn Paquda, Avempace y en cierto modo Baltasar Gracián), manuales de divulgación lingüística (Lázaro Carreter), memorias (Luis Buñuel) y narrativa (Braulio Foz, el ya citado Corral, Ángeles de Irisarri, Javier Tomeo, Pedro Alfonso, Ana María Navales, Jesús Moncada y Ramón José Sender).

La selección de los títulos la ha realizado la Asociación Aragonesa de Escritores, específicamente Manuel Martínez Forega, en colaboración con HERALDO y con el equipo de Gabesa. Hay de todo: libros decisivos y tan populares como ‘Pedro Saputo’, esa novela de Braulio Foz que compite para algunos en calidad con ‘La Regenta’ de Clarín, hay libros más complejos, de ardua lectura, como los de Ibn Paquda y Avempace, o tomos que han sido revitalizados por distintas circunstancias: un ejemplo sería ‘Mi último suspiro’ de Luis Buñuel, que ha tenido una nueva proyección en un documental de Gaizka Urresti y Javier Espada, ‘Mi último guión’, en el que intervenían Jean Claude-Carrière y Juan Luis Buñuel.

El primer título es ‘Pedro Saputo’ de Braulio Foz, leído e interpretado aquí por uno de sus mejores conocedores, Juan Domínguez. El segundo es ‘El invierno de la Corona’ de Corral, una novela histórica que se centra en la Corte de Pedro el Ceremonioso y que plantea una trama repleta de aventura, tensión sexual y lances de capa y espada.

El ‘Oráculo manual’ de Baltasar Gracián es uno de sus libros decisivos del escritor de Belmonte, concentra sus mejores aforismos y su visión irónica y escéptica de la vida. En Estados Unidos, una traducción al inglés hizo de este libro un auténtico manual de autoayuda. ‘Mi último suspiro’ es uno de los mejores libros de memorias de una cineasta: Buñuel se lo dictó a su guionista Carrière y es una travesía fascinante, a veces casi inverosímil, por la vida, la obra y los recuerdos del genial realizador que proclamaba “Soy ateo por la gracia de Dios”. Ángeles de Irisarri, tan seria en apariencia en su vida cotidiana, tiene una curiosa vis cómica, un desternillante sentido del humor, como se ve en ’10 relatos de Goya y su tiempo’, libro que recibió el Premio Baltasar Gracián. Irisarri mezcla el registro realista con el fantástico. ‘Amado monstruo’ es tal vez la novela capital de Javier Tomeo: plantea sus escenarios cerrados, la incomunicación, la casi imposible relación de una madre y su hijo con esa escritura que funciona como un detonador de sombras y de cicatrices en el alma. ‘El dardo en la palabra’ de Lázaro Carreter, gran oyente de la radio y acérrimo seguidor del Zaragoza, es un libro que aboga por la sensatez en el uso de la lengua y cuenta y critica algunos excesos, que la realidad acaba por asimilar. Luego aparecerán los ‘Epigramas’ de Marcial. ‘Los deberes de los corazones’ de Ibn Paquda está influida por la poesía sufí. ‘Disciplina clericalis’ de Pedro Alfonso es un libro de narraciones, aforismos, ejemplos y moralejas de este enigmático judío converso oscense que es un claro pionero o precursor de la literatura breve. Ana María Navales firmó ‘Cuentos de Bloomsbury’, un espléndido libro de relatos que conoció tres ediciones distintas y que es el recuento de una pasión, de numerosos viajes, de una forma de entender la literatura, y de practicar el retrato literario. ‘Camino de sirga’ es la obra maestra de Jesús Moncada: el libro de los navegantes, de los cafés literarios y, ante todo, es el gran homenaje al Ebro y a una literatura de sesgo mítico.

Rosendo Tello es el autor de ‘Hacia el final del laberinto’, uno de los últimos títulos del poeta solar de Aragón, que mira a la tierra y al cielo y encierra el rumor de la música en sus versos. Avempace es el autor de otro libro mestizo: el pensamiento, la poesía y diversas sabidurías se mezclan en ‘El régimen del solitario’. Y la colección se cierra con uno de los grandes libros de Ramón José Sender: ‘Réquiem por un campesino español’, quizá la crónica más desoladora y exacta de los desencuentros y las falsas esperanzas de la Guerra Civil, con dos inolvidables protagonistas: el sacerdote Mosén Millán, y Paco el del Molino, la víctima inesperada que encarnó Antonio Banderas en el cine, en la película de Francesc Betriu.

Etiquetas