Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

PATRIMONIO

La iglesia de La Cartuja se reabrirá en 2012

El miércoles pasado comenzaron las obras, para las que la CAI aportará este año 600.000 euros y la DGA, 300.000.

Interior de la iglesia de La Cartuja, cuyo principal problema es de cimentación.
La iglesia de La Cartuja se reabrirá en 2012
ESTHER CASAS

Las obras de restauración de la iglesia parroquial de la Purísima Concepción del barrio de La Cartuja recibieron ayer el impulso definitivo. Si a principios de año el Departamento de Política Territorial del Gobierno de Aragón se comprometió a aportar 300.000 euros a los trabajos, ayer la CAI firmó un convenio por el que garantiza que aportará 900.000.

Las obras, que realiza Acciona, comenzaron el miércoles pasado, y el objetivo es no parar los trabajos hasta su conclusión final, prevista para los últimos meses de 2012.

"El principal problema que sufre es de cimentación -aseguraba ayer el arquitecto Teodoro Ríos, que ha redactado el proyecto de intervención-. Tanto, que creo que se empezó a hundir el mismo día en que se terminó. Desde hace un año estamos midiendo los movimientos de la iglesia en cinco puntos concretos y no hay ninguna duda: la iglesia se está hundiendo".

Veinte años cerrada

El templo lleva cerrado al público desde 1990 y, aunque se han realizado diversas intervenciones (torres, cubierta...) no han permitido su reapertura, ya que el problema de la cimentación aún persiste. En él se centrará Teodoro Ríos.

"Vamos a hacer un micropilotaje hasta 15 metros de profundidad; es una operación compleja y delicada, porque vamos a emplear hasta 14 kilómetros de tubos de micropilotes, pero es la única opción que teníamos".

La iglesia se asienta sobre un terreno con alto contenido en yeso, que con el agua se va diluyendo, y con la técnica del micropilotaje se va 'cosiendo' la cimentación y trasladando el peso del edificio a un terreno más seguro, en este caso a 15 metros de profundidad.

Pero, una vez solventado el problema de la cimentación, se emprenderá la restauración integral del edificio. Se resolverán las humedades, se rehará el pavimento, se recuperarán los arcos con fisuras, se dotará al edificio de un nuevo sistema de iluminación interior y exterior, se restaurarán las campanas y se instalarán sistemas de protección contra las palomas y las cigüeñas.

Además, el proyecto incluye la limpieza y restauración de bóvedas y cúpulas, que ha sufrido deterioros pero que no son graves, ya que se va a trabajar más que nada en la limpieza y la consolidación. Otro punto importante de la intervención es que en las capillas del claustro se va a realizar un centro de interpretación que contará al visitante la historia del edificio.

Y, por último, un aspecto importante es que se va a reconstruir el retablo. Y es que la iglesia, lógicamente, se restaura para ponerla nuevamente en uso. Desde que se cerró al culto, las ceremonias religiosas vienen celebrándose en el antiguo cine de La Cartuja. En las obras, que si no surgen imprevistos estarán concluidas a lo largo de 2012, se van a invertir tres millones de euros.

Es una joya que tenemos los aragoneses, y los zaragozanos, y que no conoce casi nadie -concluye Teodoro Ríos-. Cuando esté terminada la restauración y se pueda disfrutar de las pinturas en todo su esplendor, muchos se van a sorprender de la belleza de esta iglesia".

El consejero Rogelio Silva mostró ayer su satisfacción por "compartir" con el arzobispado de Zaragoza y la CAI la "preocupación" por el patrimonio aragonés.

Etiquetas