Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

UNIVERSIDAD

Pioneras en las aulas universitarias

María Moliner, Sara Maynar o Carmen Rius fueron tres de las primeras aragonesas que accedieron a la universidad. Cien años después se les rinde un homenaje en una exposición que se abrió ayer en Zaragoza.

Concha Gaudó, Cristina Baselga, Rosa Domínguez y J. Antonio Ruiz, en la exposición.
Pioneras en las aulas universitarias
óLIVER DUCH

Hace cien años, el 8 de marzo de 1910, la 'Gaceta de Madrid' publicó una Real Orden del Ministerio de Instrucción Pública por la que se permitía, por primera vez, la matriculación de alumnas en todos los establecimientos docentes. Ayer por la tarde, los hijos, nietos y otros descendientes de algunas de las primeras universitarias aragonesas se reunieron en la biblioteca María Moliner de Zaragoza para acudir a la inauguración de la exposición 'Pioneras en la educación en Aragón', que permanecerá abierta hasta el 2 de diciembre.

La muestra incluye una colección de 23 paneles que reflejan la trayectoria personal, académica y profesional de estas mujeres. Además, pueden verse documentos y trabajos de investigación publicados por estas pioneras.

"Nuestra meta a la hora de montar esta exposición ha sido recuperar la memoria histórica de las mujeres en el ámbito educativo. Ellas abrieron un camino, que después hemos seguido otras muchas", apuntó Concha Gaudó, responsable de esta muestra junto con Cristina Baselga, la primera directora del Instituto Goya, que se mostró encantada con este reconocimiento "tan justo y necesario".

Tampoco quiso perderse el acto Rosa Domínguez, catedrática de Historia de la Educación, ya jubilada, quien recordó "la incomprensión social y familiar que sufrieron muchas de aquellas mujeres. Por eso, es tan importante la educación y la cultura, porque son los dos pilares que han abierto el camino universitario al colectivo femenino", matizó.

Entre los asistentes al acto, el director del Instituto Goya, José Antonio Ruiz, la catedrática de Lengua María Antonia Martín Zorraquino, hija de la catedrática del mismo nombre, la historiadora Ángela Cenarro, y María Villarroya Gaudó, directora del Observatorio de Igualdad de Género, organismo encargado de organizar esta muestra.

Manuel y María Pilar Alfaro, hijos de la catedrática de Física y Química Ángela García de la Puerta, tampoco quisieron fallar en una ocasión tan especial. "Mi madre nos transmitió la pasión por educar pero lo más importante de todo es que nunca nos hizo ver lo difícil que fue para ella hacerse un hueco en un mundo de hombres", apuntó María Pilar Alfaro.

Etiquetas