Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

PRIMERAS DECLARACIONES

"Voy a seguir escribiendo hasta el último de mis días y defendiendo mis ideas"

"Creo que es un premio literario y espero que me lo hayan dado más por mi obra literaria que por mis opiniones políticas", afirmó el escritor.

"Voy a escribir hasta el último de mis días", afirmó ayer el escritor Mario Vargas Llosa, horas después de conocer que la Academia Sueca le había otorgado el máximo galardón literario que existe en el mundo.

"Creo que es un premio literario y espero que me lo hayan dado más por mi obra literaria que por mis opiniones políticas. Ahora, si mis opiniones políticas en defensa de la democracia y la libertad, y en contra de las dictaduras han sido tenidas en cuenta, pues en buena hora. Me alegro", dijo Vargas Llosa en una conferencia de prensa en el Instituto Cervantes en Nueva York.

Acompañado por su esposa Patricia y por el ex presidente de Perú Alejandro Toledo, el escritor hispano-peruano aseguró también "no creer" que este premio le vaya a cambiar.

"Voy a seguir escribiendo sobre lo que más me estimula y defendiendo las ideas que tengo, la democracia y la opción liberal, así como con las críticas a toda forma de autoritarismo, a toda ideología que crea exclusión, discriminación, que cierra posibilidades de diálogo", aseguró el autor de 'La fiesta del chivo' o 'Pantaleón y las visitadoras', entre otras.

Optimismo latino

Respecto al futuro de América Latina, el autor se mostró optimista y señaló que "aunque hay muchas cosas que andan mal, hay muchas que ahora andan mejor. Hoy día tenemos muchas menos dictaduras en América Latina que en el pasado".

En esa región, agregó, "hay gobiernos de izquierda y de derecha que son democráticos. Eso es una gran novedad respecto al pasado, en que la derecha no era democrática y creía en los golpes militares. La izquierda no era democrática, creía en la revolución y que la democracia era una fachada de la explotación". Vargas Llosa se refirió así a los gobiernos democráticos de izquierda de Brasil o Uruguay, y de derechas como los de Colombia, Perú o Chile, lo que consideró "un gran progreso" para la región.

"Lo que para mí representa un retroceso es que todavía tengamos Cuba o Venezuela, pero mi impresión es que esa corriente autoritaria, antidemocrática, está como de salida, que cada vez tiene menos apoyo popular como se acaba de ver, por ejemplo, en las elecciones venezolanas", señaló.

Vargas Llosa, que en los 90 fue candidato a la presidencia de su país, se refirió también al conflicto de Oriente Medio. "He sido un defensor de Israel, pero reconozco el derecho de los palestinos a un estado viable y, por eso, soy también un crítico severo de los asentamientos israelíes", afirmó.

Etiquetas