Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

PREMIO NOBEL DE LITERATURA

El Nobel, por fin, para Vargas Llosa

La Academia Sueca reconoce la literatura en español dos décadas después de premiar al mexicano Octavio Paz. "Creía que había sido olvidado", dijo el autor de 'La fiesta del chivo'.

La Academia Sueca reconoció ayer con el Nobel de Literatura 2010 al escritor peruano Mario Vargas Llosa, un clásico en las quinielas del premio desde hace años, y con él a las letras hispanas, dos décadas después de su último galardón.

Vargas Llosa fue distinguido con el más prestigioso premio literario del mundo por su "cartografía de las estructuras del poder y aceradas imágenes de la resistencia, la rebelión y derrota del individuo", según el fallo difundido ayer en Estocolmo.

Desde que el mexicano Octavio Paz recibió el premio en 1990, justo un año después que el español Camilo José Cela, el Nobel de Literatura no recaía en un representante de las letras hispanas, que han sido premiadas once veces, incluyendo el premio a Vargas Llosa.

El secretario permanente de la Academia Sueca, Peter Englund, amplió después la escueta motivación del premio, y resaltó que el peruano es "un narrador que ha desarrollado el arte de la narrativa de una forma extraordinaria".

"En su producción se puede ver que es un hombre apasionado. Y fue la reacción de una persona apasionada; se puso muy feliz y emocionado", dijo Englund tras comunicarle por teléfono la decisión del Comité Nobel al galardonado, que se encontraba en Nueva York.

"España me ayudó a ser escritor"

En una entrevista telefónica con la agencia sueca TT, Vargas Llosa, de 74 años, admitió estar "muy sorprendido" y confesó que no se esperaba el premio, a pesar de que era un candidato sólido desde hace tiempo. "Creía que había sido completamente olvidado por la Academia", dijo.

Horas más tarde, en su comparecencia ante la prensa en el Instituto Cervantes de Nueva York, dijo que este galardón "es un reconocimiento a la lengua española" y a la literatura latinoamericana. "Este premio no es solo un reconocimiento como escritor, sino también a la lengua española, que es en la que escribo y que tiene mucha energía, es moderna y creativa", apuntó el autor, que expresó su agradecimiento a "España, porque me ayudó a ser escritor, me reconoció la nacionalidad y me evitó ser un paria. España no era un país mío y se ha vuelto mío. Lo quiero muchísimo, pero lo que yo escribo es Perú. Soy peruano".

La elección de Vargas Llosa causó sorpresa en Estocolmo. Los nombres que sonaban eran los del estadounidense Cormac McCarthy, el desconocido keniano Ngugi wa Thiong'o y varios poetas.

Aunque la Academia Sueca asegura que premia a autores y no a países ni a corrientes literarias, se consideraba que a Vargas Llosa le perjudicaba el hecho de que el realismo mágico latinoamericano ya fue reconocido en 1982 con el Nobel de García Márquez.

'La ciudad y los perros' (1963) fue el libro que le dio a conocer al mundo. 'Conversación en La Catedral' (1969), 'La guerra del fin del mundo' (1981) y 'La fiesta del chivo' (2000) son otros títulos de una brillante carrera culminada con el Nobel de Literatura, dotado con 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros) y que recogerá en Estocolmo el 10 de diciembre.

Etiquetas