Ocio y Cultura
Suscríbete

PROYECTO FOTOGRÁFICO

El libro de los apóstoles que saltan el charco

Doce fotógrafos y doce escritores de cada lado del Atlántico protagonizan un hermanamiento cultural cruzado de imágenes y textos entre Zaragoza y Montevideo, que será plasmado en un libro editado por Yauguru y Libros de la Imperdible, acompañado por una exposición.

María José Ferrer es la fotógrafa uruguaya que ha tomado esta instantánea de Montevideo para este proyecto. El blanco y negro era prescriptivo, pero cada autor ha elegido libremente su rincón favorito de la ciudad.
El libro de los apóstoles que saltan el charco

Creer sin haber visto y, pese a todo, recibir una pequeña pero significativa prueba -como Santo Tomás- que ayude a llevar la palabra por el mundo. Algo de esto hay en el proyecto que el zaragozano David Giménez y el uruguayo Gustavo Wojciechowski han ideado, y en torno al cual han reunido a cuatro cohortes de doce artistas, como apostolado múltiple para un libro que saldrá a finales de año y que, de momento, no tiene título definitivo.

Wojciechowski, veterano diseñador gráfico y fundador en 2004 de la editorial Yauguru (Uruguay, al revés), es el 'cerebro' del proyecto. "En realidad no hay mucho cerebro -dice con humor-, la idea es muy simple: fotos de Montevideo y Zaragoza (más bien libres, pueden ser lugares determinados o paradigmáticos, como detalles y cosas más simples, una puerta, un árbol, etc) y textos que se escribirán a partir de esas fotos, también lo suficientemente libres".

La peculiaridad es que cada fotografía de Montevideo servirá de inspiración a un escritor zaragozano, y a la inversa. "La única condición para este viaje es que cada uno de los escritores no conozca el lugar donde se tomó la foto, que viaje imaginativamente a ese lugar con su texto", aclara Woj-ciechowski. Y añade que, "además de esto, es simplemente compartir un proyecto entre dos amigos que cada uno tiene una editorial".

El otro lado editorial de este puente sobre el Atlántico está en la localidad zaragozana de Remolinos, donde David Giménez creó hace nueve años Libros de la Imperdible. Y, aunque el libro resultante de unir textos y fotos se imprimirá en Uruguay, habrá ejemplares que saltarán el charco y se distribuirán también en Aragón.

Jóvenes y osados

"Todos los fotógrafos y escritores invitados a participar son gente joven. Gustavo ha elegido a los suyos y yo, como vivo en Remolinos y y estoy un poco alejado de la 'movida' zaragozana, recurrí a Octavio Gómez Milián y Jessica Aliaga para que me ayudaran con la selección", explica Giménez.

"Con David siempre he colaborado. Sus proyectos son originales, atrevidos e independientes", dice Gómez Milián, que conoció a Giménez a raíz de la publicación de la antología poética 'Parque de atracciones' y ahora coordina con él las colecciones Voces de Margot (prosa) y Resurrección (poesía) de la editorial Comuniter.

Aunque los fotógrafos y escritores participan en este proyecto cultural sin cobrar nada (el libro se editará sin ánimo de lucro), Gómez Milián afirma sin dudar que "todos aceptaron sin ningún problema". Si acaso, la lógica preocupación de los fotógrafos por que sus imágenes sean reproducidas con una calidad adecuada.

Juan Luis Saldaña, que ha escrito el relato 'El tío Anselmo' inspirándose en una foto del uruguayo Andrés Cribari, dice que aceptó porque "no era algo que llevase mucho esfuerzo y la iniciativa es interesante y divertida". "Nos dejaron hacer lo que quisiéramos: un poema, un relato, una descripción, unos diálogos... Mi foto tiene una calle de Montevideo con una diagonal de sombra muy bonita que cruza, así que escribí sobre un tío que lleva a su sobrino al colegio y cruzan por esa diagonal", detalla.

Otra de las escritoras de Zaragoza implicadas, Carmen Ruiz, confiesa que "la idea de asomarme a una ciudad desconocida a través de la mirada subjetiva de un fotógrafo de allá me parecía una experiencia complicada y hermosa". A ella le tocó una imagen de Ramiro Ozer, con un atardecer que recorta tres siluetas humanas (una con sombrero) y de ella salió su cuento 'El cerro de los milagros'.

Christian Peribáñez, sin embargo, ha optado por los versos y ha creado un poema sobre la instantánea que le llegó por e-mail con el título 'Tenemos la enfermedad de soñar'. "Me pareció muy majo lo del intercambio y el tener libertad creativa para escribir sobre lo que te dijese la foto", comenta.

Por su parte, el fotógrafo zaragozano Víctor Montalbán precisa que entró en el juego por su afición a los proyectos "en los que diferentes personas muestran su visión sobre un mismo concepto, descubres cosas que nunca habías visto". Él ha enviado a Uruguay una foto de la plaza de España de Zaragoza, tomada una madrugada de invierno. "Esta es una ciudad de claroscuros", dice. Para él, esto es "una manera de hacernos oír, que buena falta le hace a la ciudad; apenas proyectamos cultura y son esta clase de iniciativas, humildes y desinteresadas, las que realmente dinamizan la cultura zaragozana".

En todo ello coincide Gómez Milián: "Nos da una perspectiva más rica, abre las posibilidades; debemos mostrar de alguna manera la fértil creatividad aragonesa y exportarla al resto del mundo".

'EnLATAdos' en Remolinos

Además de un libro, este intercambio cultural se materializará en una exposición, comisariada por Jessica Aliaga, que se instalará en el espacio EnLATAmus de Remolinos. El recinto es "un container de los de puerto transformado en sala de exposiciones", explica Aliaga. "Fui a verlo y me gustó mucho ese contexto industrial en un contexto general rural, así que intentaré que todo tenga ese aire industrial del metal y del plástico", comenta la comisaria, y detalla que "probablemente las fotos se impriman sobre pvc y se cuelguen de una sirga, de manera que el espectador tenga que darse un paseo por el interior del contenedor para verlas".

Etiquetas