Ocio y Cultura
Suscríbete

ARTE

Seis vídeos resumirán en 15 segundos la acción diaria de la naturaleza en varias esculturas

El CDAN utiliza la técnica del 'time-lapse' para divulgar una colección de varias obras ubicadas en la provincia de Huesca.

Seis vídeos resumirán en 15 segundos la acción diaria de la naturaleza en varias esculturas
Seis vídeos resumirán en 15 segundos la acción diaria de la naturaleza en varias esculturas

En menos de un minuto se puede pasar un día entero frente a esculturas ubicadas en Monegros, Bielsa o Berdún. Aunque parece un sinsentido, es posible gracias a un proyecto que arrancó hace dos semanas y que consiste en fotografiar todas las obras de una colección del Centro de Arte y naturaleza de Huesca (CDAN). No se hará con una técnica normal, sino con una llamada 'time-lapse', que consiste en capturar varias imágenes con determinados intervalos de tiempo y luego exponerlas todas en forma de vídeo.

"Llevo mi cámara, el trípode, comida, una silla y a veces mi tienda de campaña. Cada minuto hago una o dos fotos. También grabo sonidos. Debo permanecer así casi un día entero", cuenta Pablo Otín, el fotógrafo encargado de este proyecto. Los vídeos se publicarán en la página de YouTube (vídeos) y Flickr (fotos) de la DGA y ayudarán a promocionar las visitas a estas esculturas repartidas por la provincia oscense.

De momento, solo se pueden ver vídeos de dos obras: 'Three sun vessels', de David Nash, construida 2006 cerca de la ermita de Santa Lucía, en Berdún; y la obra de Fernando Casás 'Árboles como arqueología' (2003), ubicada en Piracés.

Antes de que finalice agosto, se espera que seis de las siete obras de la colección 'Arte y naturaleza' del CDAN se sometan a este proceso. "La única que puede quedar fuera es 'A circle in Huesca', de Richar Long. No sabemos si la vamos a incluir", informó Otín.

En promedio, se necesitan más de 450 fotogramas de cada obra para un vídeo de 15 segundos, condensado todo lo que sucede alrededor de las esculturas y su entorno a lo largo de 24 horas.

Ver lo que antes no se podía

La primera de las obras en contar con un vídeo 'time-lapse' fue la de David Nash, quien hizo perforaciones en tres troncos de roble y los colocó en los cuadrantes este, sur y oeste de un círculo de 12 metros de diámetro. Las aberturas tienen como finalidad que los rayos de sol puedan atravesar la escultura en momentos concretos del día.

La pieza situada al sur, por ejemplo, impide que la luz solar alcance el suelo al mediodía. Juntos, los tres troncos de madera marcan unas líneas concretas para los tres momentos esenciales del día: el amanecer, el apogeo y el crepúsculo. Algo muy complicado de apreciar a simple vista, pero muy sencillo de ver a través los vídeos de Pablo Otín.

Para amenizar sus producciones audiovisuales, el fotógrafo además acompaña cada creación con sonido ambiente real: "Grabo

osas por la mañana, tarde y noche y luego lo añado a las imágenes". Casi siempre, los registros son de pájaros y otros animales.

El uso original del 'time-lapse' fue en proyectos científicos. El propio Otín entró en contacto con esta técnica gracias a trabajos de investigación que hizo a modo personal. Cuenta que cada vez se usa más para iniciativas artísticas y aunque la mayoría de veces se utilizan cámaras de vídeo, asegura que "cada forma tienen sus beneficios". También acepta que es un procedimiento "cada vez más común" gracias a los aparatos digitales.

La última obra que capturó fue 'Cabañera de la montaña', de Per Kirkeby, en Plan. Y también ya están tomadas las fotografías de 'As árvores florescem em Huesca' de Alberto Carneiro, ubicada en Belsué. Desde el CDAN, esperan que se puedan ver estos dos vídeos a partir de la próxima semana. Además, no descartan la posibilidad de exponer todas las creaciones a la vez en una exposición.

Etiquetas