Ocio y Cultura
Suscríbete

CONCIERTOS

Peregrinaje musical a Daroca

Las estrechas calles de esta localidad bullen estos días. Si a finales de julio la Feria Medieval congregó a miles de personas, el Festival de Música Antigua abarrota sus iglesias. Los sonidos del Renacimiento reinan en la XXXII edición.

Los espectadores entran a la iglesia de San Miguel, el jueves, para asistir a uno de los conciertos.
Peregrinaje musical a Daroca
D. M.

La llegada del verano está significando la vuelta a la Edad Media de Daroca. Si hace dos semanas la Feria Medieval acercó a miles de personas a la localidad zaragozana, desde el día 3 el 500 aniversario del nacimiento del compositor Antonio de Cabezón sirve de efeméride para el XXXII Festival de Música Antigua. Cientos de personas acuden cada día a esta ciudad para disfrutar de los conciertos gratuitos que se ofrecen en las iglesias de Santa María, San Miguel y Santo Domingo. Estas dos últimas ya no tienen actividad religiosa, pero jornadas como los de esta semana sirven para revitalizar las centenarias capillas.

Desde media hora antes de las audiciones se puede ver a gente esperando en las puertas de las iglesias para coger sitio en las primeras filas. "Además de darocenses, viene gente de Zaragoza y de Calatayud", precisa Álvaro Blasco, alcalde de la localidad. Uno de los culpables del éxito de público es el autobús que la Institución Fernando el Católico fleta de forma gratuita desde Zaragoza. El vehículo, que parte todos los días a las 18.00 de la plaza Paraíso, llena sus casi 60 plazas con personas que se apuntaron hace una semana, aunque todavía queda algún asiento libre para los últimos días. Para varios de ellos es su primer año pero para otros, como Jacinto Pinilla, acudir a Daroca en verano es ya una tradición. "De las 32 ediciones que cuenta el festival he ido a 31. Solo fallé en 1987", puntualiza este médico de 65 años, que se declara un auténtico melómano de la música antigua.

Las cuatro audiciones que por ahora se han celebrado han registrado un lleno absoluto. Se prevé que ocurra lo mismo con los recitales que quedan hasta el martes 10, día en el que el conjunto Los músicos de Su Alteza cerrará el festival con obras de Bach, Vivaldi y Pergolesi. Esta noche, a las 20.00, Pere Ros conducirá a los asistentes a la iglesia de San Miguel a un viaje por la música del siglo XVI y XVII con los acordes de su viola de gamba. El concierto de ayer tuvo como solista a José Luis González Uriol, que a lo largo de una hora tocó en el órgano de la iglesia de Santo Domingo repertorio del compositor Antonio de Cabezón. El intérprete, que es también el director del festival, realizó una excelente valoración de los conciertos ofrecidos hasta ahora y mostró su deseo de que el ciclo tenga continuidad. "Yo espero que el año que viene podamos volver a Daroca, aunque depende del Ayuntamiento, de la DPZ y del Gobierno de Aragón", puntualizó.

Curso paralelo

De forma paralela al festival se imparte un curso de música antigua en el que 138 alumnos procedentes de países como Francia e Italia y localidades como Cataluña, Valencia y Aragón amplían sus conocimientos en la interpretación de la música antigua. Varios de los jóvenes aprendices tocarán la semana que viene en audiciones abiertas al público.

Etiquetas