Ocio y Cultura
Suscríbete

PAPIROFLEXIA

Los magos del papel enseñan sus trucos

Aficionados y expertos del origami se reunen estos días en Zaragoza para mostrar cerca de 200 figuras. Hay talleres y hoy habrá una exposición.

Algunos de los músicos creados por Eric Joisel, cuyas figuras pueden alcanzar 5.000 euros.
Los magos del papel enseñan sus trucos
PEDRO ETURA/APG

Osos, grillos, escorpiones, dragones y dinosaurios están atrapados desde ayer en el hotel Goya de Zaragoza. Hechos de papel plegado, sin cortes ni partes pegadas, se han juntado para celebrar la quinta reunión del Grupo Zaragozano de Papiroflexia. Unos 55 aficionados, venidos de siete países y de varias ciudades españolas, han traído un total de 200 creaciones hasta la capital aragonesa. Dos maestros de esta disciplina, el francés Eric Joisel y el estadounidense Bernie Peyton, también han aportado lo suyo.

La actividad, que concluirá mañana, arrancó ayer con una visita a la Virgen del Pilar, que durante todo el día lució un manto hecho de papel que el grupo le regaló en 2007. Por la tarde, los invitados fueron dejando sus papeles en los estantes del salón Fuendetodos y los dos maestros comenzaron a compartir algunos de sus secretos.

"No se puede aprender lo que ellos hacen. Ni nosotros podemos. Son años de dedicación y experiencia", contó Felipe Moreno, presidente del grupo que organiza el evento, quien recordó que entre las 17.00 y las 20.00 de hoy, se abrirán las puertas para que todo el que quiera pueda apreciar las pequeñas figuras de papel, que pueden llegar a valer miles de euros.

Los originales de Joisel y Peyton incluyen figuras de músicos con todo lujo de detalles (instrumentos, barbas, sombreros), tiburones con varios colores, osos, toros, toreros... De normal, una pieza cuesta 400 euros, pero las suyas alcanzan los cinco mil. En total, las obras que ambos exponen superan los 18.000 euros. Y con razón: "He pasado años con una sola figura, perfeccionándola. He superado los 500 dobleces", explicó Peyton.

El norteamericano, biólogo de profesión, es de los pocos que apuestan por figuras no asimétricas para dar sensación de movilidad. "No mido los ángulos, los hago a pulso". Peyton se adentró en la papiroflexia a los 9 años, hoy tiene 60. Aparte de las técnicas tradicionales como la de mojar el papel, él hace un dibujo de la figura que va a crear: "Hay que saber que la cabeza puede ser el centro de la hoja y los ojos pueden terminar siendo las esquinas".

Eric Joisel, el otro especialista, es uno de los pocos que viven del origami en el mundo. Puede crear figuras de varios colores sin necesidad de pintar la obra una vez finalizada, él sabe desde el inicio donde acabará cada parte del papel. "Eso es de profesionales", comentó Moreno, que admitió que, como la mayoría de los aficionados, pinta las piezas una vez que están hechos los dobleces.

"Tienen más experiencia, yo comencé en 1989 (tenía 30) con unas diez figuras que repetía, hasta que en Heraldo se publicó un especial con instrucciones y aprendí nuevas formas, aunque todavía no creo piezas, solo copio", aseguró el presidente del grupo, que para esta reunión preparó escenas de animales en su entorno natural.

Ángel Morollón, otro zaragozano, montó una escena de 'El Señor de los Anillos', con Gandalf en su traje blanco y las bestias de Sauron persiguiéndole. Su compañero, Jorge Pardo, prefirió trabajar con materiales más originales: ha recolectado y doblado recibos viejos para un montaje artístico y ha creado una tienda de campaña con tapas de envases de yogur.

Lo de Jean Pierre Kraemer son los collares, las pulseras y los anillos. Los ha traído desde Francia y por 15 euros cualquiera los puede comprar.

Etiquetas