Ocio y Cultura
Suscríbete

MALA RODRÍGUEZ

"Allá en mi tierra escuchábamos todas las maquetas de Kase-O"

Se presentó hace una semana en Monegros y hoy actuará en Pirineos Sur, donde entró a última hora y en una edición dedicada a Latinoamérica, un continente al que se siente muy unida.

La Mala Rodríguez, que hoy estará en el festival Pirineos Sur.
"Allá en mi tierra escuchábamos todas las maquetas de Kase-O"
HERALDO

En Monegros arrancó uniendo un clásico con un nuevo tema.

Quería que lo primero que escuchara la gente fuera mi voz. Y la canción de 'La niña' la veo muy unida a mí, a un momento que supuso levantarme después de un golpe. Y luego vino 'No pidas perdón', con toda su fuerza en las guitarras. Es como entrar tremendamente fuerte, me gusta.

¿Cómo le está yendo con 'Dirty Bailarina'? ¿Nuevo disco de oro?

Está yendo genial, me siento muy bien y estoy muy contenta de que las canciones estén por ahí ya rulando y que estemos tocándolas, porque tengo unos músicos maravillosos. Estoy cumpliendo uno de mis sueños: girar con una banda.

Se nota que tiene muchos conciertos por semana.

Estoy haciendo muchos festivales, los conciertos se reservan para después de verano. Estaremos en Pirineos Sur y luego más... No los recuerdo exactamente

¿Dos o tres 'shows' por semana?

No lo sé, la verdad es que soy una dejada. Me dicen los organizadores: te he puesto un mail, léetelo. Y yo lo miro y digo, coño, tengo 48. Los abro y me informo de dónde iré, pero voy día a día.

Su directo nunca es igual a lo grabado, ¿es a propósito o es para ajustar la voz?

No sé si gano o pierdo, pero lo hago porque tengo un director musical y siempre nos parece bien hacer un guiñito. Resulta atractivo, aunque no todos piensen lo mismo. Muchos quieren escuchar la canción como es, sin cambios, y en un concierto se puede profundizar y dar más recorrido. En los festivales, en apenas una hora hay que dar espectáculo, frescura. Y hay que disfrutar, más que mostrar el propio virtuosismo.

¿En Monegros disfrutó?

Estuvo todo muy bien. Me pareció que había mucha menos gente que otros años, que tiene que ver mucho con la situación del mundo. Pero los que estaban se lo pasaron bomba, había una oferta increíble. En la carpa donde yo estaba tocó SFDK, Chacho Brodas...

Y se cayó Busta Rhymes...

Una lástima, pero me gustó mucho ver a Buraka (Som Sistema). Y bueno, cantidad de DJ e historias. Monegros es una gran cita.

Hoy debuta en Pirineos Sur, ¿qué espera?

No espero nada, así me facilito las cosas. A lo que voy es a compartir mi música, a hacer un gran 'show' y a transmitir a todos lo que me transmiten a mí mis canciones. Quiero conectar con la gente.

Le ha tocado venir a una edición con muchos artistas latinoamericanos. Con ese continente, usted sí que ha conectado, ¿por qué?

Es muy lógico. Soy una mujer que dice las cosas como piensa, que no se muerde la lengua, que no vive ese machismo de allá. La mujer latinoamericana tiene una gran belleza y mucha fuerza, cuida la tierra, al niño, levanta al país. Pero todavía vive el machismo y debe aguantar mucho. Cuando ven los medios y no se identifican con nada, si solo ven a esas mujeres de superproducción, operadas y que parecen barbies, se sienten invisibles. Por eso es normal que piensen que soy interesante, que digo cosas lógicas y que le hablo a una mujer internacional, viva en Bolivia o en Suecia. Ven a alguien que hace las cosas con amor y sin miedo, y que no deja pisotear su orgullo.

Como los otros artistas del festival, ¿tiene algo de ese continente?

Me siento muy conectada con músicas de muchos lados. Me gustan los ritmos de los Balcanes, los bolivianos, me encanta la cumbia. Pero más que géneros, me gustan los artistas, y al Pirineos Sur han venido unos muy buenos, con mucha trayectoria. Sacar un primer disco no es tan complicado como mantenerse. Hay que apreciarlo.

Será su segunda presentación en una semana en Aragón, ¿somos la cuna de raperos fuera del sur?

Tenéis a un montón de gente muy muy influyente. De Kase-O escuchábamos todas las maquetas allá en mi tierra. El loco grababa hasta en su cuarto de baño. Cuando fue a cantar 'Soy de Aragón' a Sevilla, la gente estaba que se moría. Es tremendo, me encanta. Tiene mucha personalidad. No es un rapero hecho en serie, como los coches. Lo respeto y lo amo y muchos se sienten influenciados por él, aquí y al otro lado del Atlántico.

Entonces, ¿podemos compararnos con ustedes?

No lo sé... simplemente creo que en Málaga hace muchos años hubo un grupo que se llamaba Nazion Sur. En el instituto, nada más me importaba en el mundo que ellos. ¡Tenían 'cancionsacas'! Luego llegó CPV, mucho más guerrillero... En Aragón salió Violadores del Verso, que han reventado totalmente. Es muy linda la historia del hip-hop. Faltan mujeres, pero mira, lo importante es que las que haya, que valgan. De qué sirve tener muchos tíos si la mitad son morralla.

Etiquetas