Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINEASTA FRANCÉS

Patrice Leconte: "Internet es un paraíso para gente solitaria"

El cineasta francés estrena en Madrid la versión teatral de la película 'Confidencias muy íntimas'.

"Nadie tiene tiempo para escuchar a nadie, de ahí el éxito de los psicoanalistas y de Internet, un paraíso para solitarios que viven en la ilusión de que se comunican", asegura el cineasta francés Patrice Leconte, director de 'Confidencias muy íntimas', recién estrenada en Madrid en su versión teatral.

Ese título fue primero, en 2004, una película, con guión firmado a medias entre Leconte y Jerôme Tonnerre, y aunque tuvo un gran éxito no fue eso lo que motivó a su director a llevarla al teatro, según cuenta Leconte, "entristecido" por no haber podido viajar a España para ver la adaptación que ha hecho de ella al español Juan Luis Iborra y Antonio Albert. "Cuando escribí esa película con Jerôme nunca pensé en el teatro pero un tiempo después se lo propuse. Ninguno de los dos había hecho jamás nada en teatro y nos gustó precisamente eso, esa libertad para enfocarlo", detalla el director de 'El marido de la peluquera' y 'Monsieur Hire'.

Leconte se encargó también de la dirección de la adaptación teatral, estrenada en París en 2007 con "un éxito total": "La experiencia con esa obra me interesó muchísimo y, en general, dirigir teatro porque es muy diferente", dice.

En la historia, la protagonista, que interpreta en el Teatro Bellas Artes Remedios Cervantes -también directora de la productora-, quiere hablar con un psicólogo, pero se equivoca de puerta y es atendida por error por Miguel. Él es un asesor fiscal -Manuel Tejada- a quien no le da tiempo a revelar su verdadera profesión antes de caer totalmente fascinado por lo que ella le cuenta, especialmente sus intimidades.

Junto a ellos, aparecen el verdadero psicólogo -Juan Fernández-, que da consejos a Miguel sobre cómo debe de tratar a su 'paciente' en sus sesiones de psicoanálisis, y Alicia -Sole Palmero-, la ex pareja sentimental de Miguel.

Es decir, un falso 'psicoanálisis', que empieza con un malentendido, y que quizá sea "el mejor de los posibles", según el director. "Cuando alguien tiene necesidad de ir a un psicoanalista de lo que tiene ganas es de hablar con alguien. Nadie tiene tiempo de escuchar y, sin embargo, mucha soledad y mucha necesidad de comunicarse, de ahí el éxito de las redes sociales, de Internet. Vivimos la ilusión de comunicarnos en un mundo de soledad", sostiene.

El director iba a viajar a España para asistir a las representaciones pero un tropiezo con su pasaporte, caducado, se lo ha impedido y será "muy difícil" que lo haga ya porque en dos semanas empieza el rodaje de su nueva película, "Voir la mer", una "road movie" "muy sentimental". "Es una auténtica catástrofe, pero yo tengo la costumbre de confiar en los demás. Seguro que me complace mucho cómo lo hacen", pronostica.

Etiquetas