Ocio y Cultura
Suscríbete

DIBUJO

Alberto Calvo se inspira en Goya

El dibujante muestra en la galería Cristina Marín una serie basada en los dibujos del genio de Fuendetodos.

Una de las series inspiradas en los cuadros de Goya.
Alberto Calvo se inspira en Goya
P. ETURA/A PHOTO AGENCY

'La maja desnuda' es una de las obras más célebres de Francisco de Goya, un maestro de la pintura que ha servido de fuente de inspiración para otro aragonés, el dibujante y colaborador de HERALDO DE ARAGÓN, Alberto Calvo, que ha bebido de las fuentes del genio de Fuendetodos para crear una veintena de dibujos que, desde ayer y hasta el próximo 4 de agosto, pueden verse en la galería de arte Cristina Marín (Manuela Sancho, 11).

Presidiendo la sala, como no podía ser de otra manera, cuelga un dibujo que por sus trazos recuerda mucho a esa maja desnuda que Goya pintó por encargo entre 1790 y 1800. Doscientos años después, Calvo ha reproducido, con sus pinceladas puras, dinámicas y sueltas, los rasgos de este cuadro, que luego formó pareja con 'La maja vestida', datada entre 1802 y 1805.

"La serie está inspirada en los retratos de Goya, pero sobre todo en sus mujeres, personajes que jugaron un papel determinante en su trayectoria artística. Son damas de alta nobleza, y Alberto se ha fijado en ellas para crear esta serie de 'manolas' que llaman la atención por sus peinados y tocados exagerados y, sobre todo, por su mirada profunda", apunta Cristina Marín, comisaria de la muestra.

Su mano de dibujante y experto caricaturista se percibe en cada pincelada de estos coloristas dibujos, de pequeño y medio formato, que el artista ha realizado, como viene siendo habitual en su obra, con papeles acrílicos.

Fuentes de inspiración

"Una de las características principales de la obra de Calvo es que es un genio que bebe de muchas fuentes, y sus cuadros y dibujos recuerdan a otros grandes del arte como Goya, Picasso o el francés Émile Matisse, por citar a alguno de ellos", apunta Marín.

Tal vez por eso, otra de sus series, que también se puede ver en la galería, se inspira en el mundo de la tauromaquia, y en concreto en los grabados que Goya dedicó al mundo de los toros. Una estela que en el siglo XX recogió Pablo Picasso, otro de los genios en los que se ha fijado Calvo.

A la presentación de ayer, acudieron decenas de amigos y conocidos, a pesar del calor sofocante de la tarde. Todos destacaron la fuerza de los dibujos y su marcado trazo.

Etiquetas