Despliega el menú
Ocio y Cultura

PRESUNTA NEGLIGENCIA

Joe Jackson demanda al médico de su hijo

El padre de Michael Jackson, Joe Jackson, ha presentado una demanda civil contra Conrad Murray, que fuera médico personal del 'rey del pop', por cargos de conducta negligente en la muerte de su hijo.

La madre de Michael Jackson, ante el monumento en honor a su hijo, inaugurado el viernes.
Joe Jackson demanda al médico de su hijo
KAMIL KRZACZYNSK

El caso fue llevado ante un tribunal federal de Los Ángeles el mismo día en que se conmemoraba el primer aniversario del fallecimiento del cantante, mientras centenares de admiradores se acercaron a honrar su memoria hasta el cementerio Forest Lawn de Glendale, en esa ciudad californiana.

Janet, Randy, Tito y Jermaine Jackson visitaron la sepultura de su hermano durante la misma mañana en la que los abogados de su padre presentaron la demanda en busca de una compensación económica por parte de Murray, por el sufrimiento ocasionado a la familia así como la pérdida de ingresos.

Conrad Murray ya se enfrenta a un juicio por lo penal acusado por la fiscalía de homicidio involuntario por la muerte de Michael Jackson. El doctor admitió en la investigación que había administrado al artista los anestésicos que le mataron, si bien Murray se ha declarado no culpable.

La demanda de Joe Jackson incidió en la negligencia médica de Murray, al que acusó de utilizar varias clínicas en Texas y Nevada para conseguir los fármacos de uso hospitalario que suministró al cantante.

En la documentación se aseguró, además, que Murray mintió a los servicios de emergencia que atendieron a Jackson al omitir que le había administrado propofol, el potente calmante detonante de su muerte.

La intención de Joe Jackson de presentar una demanda por negligencia contra Murray se conoció el pasado mes de marzo, cuando lo hizo público Brian Oxman, representante legal del patriarca de la familia Jackson.

Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009, después de que Murray le administrara varios analgésicos, entre ellos propofol.

La repentina muerte del creador de 'Thriller' por una intoxicación aguda de anestésicos hace ahora exactamente un año en Los Ángeles conmocionó a miles de personas en todo el mundo, una emoción que se ha dejado sentir en las últimas horas en los lugares donde se congregaron sus admiradores.

El cementerio Forest Lawn de Glendale, en Los Ángeles, ha recibido un goteo constante de visitas de seguidores de Jackson deseosos de presentar sus respetos a su difunto ídolo, aunque las autoridades solo permitieron acercarse hasta la tumba a los parientes del cantante.

Janet Jackson y sus hermanos Tito, Randy y Jermaine estuvieron entre los centenares de personas que acudieron al lugar, que estaba protegido por fuertes medidas de seguridad.

Los admiradores eran guiados por el complejo hasta la entrada del gran mausoleo en el que descansan los restos del 'rey del pop' y donde los gestores del cementerio dispusieron una estructura para depositar flores, carteles y retratos del cantante venidos de muchas partes del globo.

Flores de España

La española Sylvia Siles, de 37 años, fue una de las primeras en llegar al lugar, para así cumplir su sueño de entregar a Jackson una carta que le escribió cuando tenía 11 años, junto a una bandera de España y un gran panel con mensajes de 600 admiradores del artista que recopiló antes de su viaje.

"No hay palabras para describir lo que se siente estando aquí. Mi infancia se murió con la muerte de Michael Jackson", dijo Siles. Con motivo del aniversario, Siles, una administrativa de Cataluña, decidió peregrinar por los lugares clave en la vida de Jackson en EE. UU. Primero estuvo en Gary (Indiana), su ciudad natal, después en Los Ángeles y concluirá su recorrido en el famoso rancho de Neverland, a unos 250 kilómetros al norte de la urbe californiana.

Por su parte, la barcelonesa Lydia Giménez, una doctora en biología y profesora de universidad, voló a Los Ángeles para asistir a un congreso y aprovechó la ocasión para rendir un tributo personal a Jackson.

Etiquetas