Despliega el menú
Ocio y Cultura

PINTURA

Equilibrio entre pasión y razón

La validez intemporal de las formas simples del artista Erwin Bechtold.

El pintor alemán juega con sus cuadros y la sombra.
Equilibrio entre pasión y razón
ESTHER CASAS

Los dos espacios que configuran las salas de exposiciones temporales del MICAZ han sido aprovechados con maestría. Así en la sala de menor altura se han situado obras sobre papel, algunas o casi todas con la función de bocetos y en la sala de techos más altos los acrílicos sobre lienzo, algunos de gran formato.

Son obras recientes, de los últimos 15 años y por tanto obras de gran madurez como señala en el catálogo Dolores Durán, comisaria de la exposición. Erwin Bechtold (Colonia, Alemania, 1925) en su últimas obras llega a la máxima depuración formal, a la máxima expresión con el mínimo gesto, conservando la fuerza expresiva que siempre manifestaron sus pinturas.

Las obras de este alemán afincado en España desde 1950, tras una estancia en París con Fernand Léger, son contundentes en trazo y en los matices sobrios de color. En Bechtold se conjugan -o mejor se conjuran- los espacios rectos y rígidos, los trazos espontáneos, los campos de pintura matérica y los espacios vacíos. El resultado siempre es intenso, elocuente y enfático para expresar un mundo apasionado y riguroso a la vez. Razón y pasión, rigor y espontaneidad como caras de la misma moneda. Bechtold se sitúa en las vanguardias y en España se relacionó en Barcelona con los artistas de Dau al Set y en Madrid con los del grupo El Paso. Esos campos de texturas terrosas y algunos signos remiten a algunos pintores como Tápies y los trazos gestuales y espontáneos nos recuerdan a los artistas de El Paso, como Feito, Millares o Saura. También formó parte en los años 60 del grupo Syn, integrado por cinco alemanes.

Syn era la abreviación de la palabra síntesis, lo que es significativo en la práctica de una pintura depurada con la que con poco se dice mucho. La galería de Víctor Bailo llevó a cavo una colectiva del grupo y para decir que Bechtold no es desconocido en Aragón, hay que añadir que expuso individualmente en 2008 en el CDAN de Huesca.

Un pintor actual

De la muestra que nos ocupa destacaría unos papeles en acrílico de colores ocres y trazos negros de gran expresividad, algunos bocetos de interés científico e imprescindibles para el estudio de la obra del artista y especialmente las obras de gran formato sobre lienzo -algunas no tan grandes- en las que el espacio, al gran espacio acoge los campos de color rectos y las texturas y trazos emotivos y sueltos en lenguajes expresivos intemporales.

A pesar de encontrarnos en el siglo XXI estamos ante obras de un pintor plenamente actual, con obras de madurez que expresan la fuerza decidida del arte.

Etiquetas