Despliega el menú
Ocio y Cultura

FOTOGRAFÍA

Ouka Leele: "La intelectualidad ha sido relegada por el fútbol y el corazón"

La artista Ouka Leele ha reconocido que el interés de los medios de comunicación por "la intelectualidad" se ha visto relegado por los personajes de las revistas del corazón, los "cantantes manipulados por la televisión", el fútbol y los políticos.

La artista Ouka Leele ha reconocido que el interés de los medios de comunicación por "la intelectualidad" se ha visto relegado en España por los personajes de las revistas del corazón, los "cantantes manipulados por la televisión", el fútbol y los políticos.

La fotógrafa y pintora madrileña ha presentado en Valencia la película sobre su vida y su obra -"La mirada de Ouka Leele"- que ha escrito y dirigido Rafael Gordon, y hablado sobre sus orígenes artísticos, el impulso creativo que supuso la "Movida" y el reflejo de esta corriente en la escena actual.

Sus primeros recuerdos de esta etapa se remontan a finales de los años setenta, en mitad de una Madrid "gris", como "todas las ciudades", y poblada por gente vestida de colores "muy oscuros".

En un momento dado, decidió vestir unos calcetines "naranja chillón" y "coser lana de colores a la ropa para hacerla más alegre", y poco a poco empezó a contactar con personas que aportaban "más luz y alegría", y que posteriormente formarían el núcleo de "la movida", ha contado.

De esta forma se gestó un "impulso" artístico que derivó en una "explosión de creatividad", con un "variopinto" elenco de creadores, "uno frívolo, otro místico, otro clásico", y una ciudad a la que "cualquiera podía llegar y sentirse aceptado".

En este contexto, ella optó por la "mística doméstica", por la "sublimación de lo cotidiano", por ver cada instante "como un milagro", y de ahí nacieron sus conocidas fotografías de modelos con pelucas imposibles formadas por objetos cotidianos.

La "Movida" triunfó además por su altruismo y su "espíritu de arte leal", que motivaba a los artistas a colaborar entre sí, ya que el fin no era el éxito, sino "exponer" y "transmitir".

No obstante, según recuerda, "hubo un momento político en el que surgió una consigna para hacer la Movida muriera", en el que incluso los galeristas se negaban a exponer las obras de este movimiento, y entonces fue como "dejar de existir".

"Es una pena de que nadie se diera cuenta de lo que teníamos, si esto llega a pasar en París o en Londres tendríamos, como mínimo, un museo, como sucedió con el surrealismo en Francia", ha reflexionado la artista, quien lamenta que "siempre" haya alguien que quiera "poner piedras para impedir que el río fluya".

Ante "todos los periodistas estaban interesados en nosotros y nos llevaban a los medios para contar cosas que podían resultar interesantes, junto a los científicos".

De repente "la intelectualidad se borra", y ahora "sólo interesan Belén Esteban, los cantantes manipulados por la televisión, los futbolistas y los políticos".

Precisamente la política y, concretamente, su bipartidismo, es, a su juicio, uno de los indicadores sociales más "obsoletos", porque desde su visión "somos un universo, y no la izquierda o la derecha, rojo o azul, porque esto ya nos costó una guerra".

Por su parte, Rafael Gordón, ha opinado que la principal diferencia entre los artistas de la "Movida" y los de la generación actual es que estos últimos son "pura competitividad" en busca del "éxito", inconscientes de que después "sólo les espera otra colina".

"Está muy bien que se haya instaurado el consumo después de tanta miseria, el problema es que se ha convertido en un principio de incertidumbre necio, y Ouka es la oposición leal a este estado", ha añadido.

Su película refleja, a través de la obra de la artista, una "obsesión" por "el instante" ante la fugacidad de la vida, en la "pasamos más tiempo pensando en lo que vamos a hacer que en lo que estamos haciendo", ha concluido.

Etiquetas