Despliega el menú
Ocio y Cultura

Música

Bochorno musical

Los lanzamientos discográficos en el estío han dejado de ser restos de serie.

Bochorno musical
Bochorno musical

No (toda) la música que llegará en las próximas semanas será vergonzosa. Lo del bochorno no va por eso, sino por los calores que ya empiezan a azotarnos. Acostumbrados a 'Caribes remixes' y Sonias y Selenas, sorprende que muchas discográficas apuesten ahora por el verano para sacar parte de su artillería pesada.

No es habitual que se reserven junio y julio para lanzamientos de primeras figuras. Y menos, de gente tan comercial como Kylie Minogue o Christina Aguilera, que presentan sus nuevos trabajos, 'Aphrodite' y 'Bionic', ahora. Quizá sea porque en este tiempo tengan menos competencia a la hora de despachar copias, aunque lo cierto es que las compañías suelen tener planeada la promoción de estos trabajos con meses de antelación. De momento, jugada redonda. El single de Kylie ya es el más radiado en Reino Unido, mientras el disco de la Aguilera, a la venta desde el día 8, ha entrado al número 1 de ventas en el mismo país esta semana.

Las dos tendrán que verse las caras con Robyn, la que fuera telonera de Madonna en el comienzo de parte de su última gira y que, a pesar de su descarada comercialidad, no ha pasado de ser referente 'indie'. Ahora, intenta abrirse paso a nuevo público con una curiosa y arriesgada campaña: a través de tres discos que sacará en el plazo de un año. El primero, precedido de un pegadizo 'Dancing on my own', se llama 'Body Talk pt. 1' y salió el pasado martes. Su caso no es único: gente vendedora de todo pelaje saca nuevo disco en las próximas semanas: desde el 'Can't be tamed', de Miley Cirus, al 'Euforia', de Enrique Iglesias, o el 'Further', de Chemical brothers. Y, a finales de mes, también presentarán cedé Scissor sisters -un discotequero 'Night work'-, Hombres G y la británica Sophie Ellis Bextor.

Con todo, aún sorprende más que sean estas fechas las elegidas para el resurgir de grupos que hacía tiempo no daban noticias. El primero, Blondie. Tras su resurrección en 1999 con 'No exit', 16 años después de su ultimo disco, solo habían publicado en 2004, y con poca fortuna. Y, para esta misma semana, está programada la vuelta de los australianos Crowded House, que con 'Intriguer', tratarán de reverdecer los laureles de los 90, cuando triunfaban con 'Fall at your feet' o 'Don't dream it's over'. Aunque para clásicos dos Tom: Petty, que regresa con sus 'heartbreakers' de toda la vida, y Jones, que salta de nuevo a la arena -para eso se le conoce como el 'tigre de Gales'- con 'Praise and blame', un trabajo de versiones. También hace tiempo que no había noticias de dos damas: Cyndi Lauper, que tras su coqueteo con la electrónica saca en tres días disco de blues, y Macy Gray, que acaba de estrenar 'The sellout'.

El último gran baluarte comercial que se queda sin vacaciones es Eminem. Hace solo unos meses de su anterior estreno, 'Relapse' ('Recaída'), y ahora quiere redimirse con 'Recovery' ('Recuperación'), previsto para la semana que viene. A pesar de la larga lista de lanzamientos a los que no les afecta ni la sombrilla ni el flotador, sí que hay concesiones a la temporada estival. Es tiempo de 'grandes éxitos', como lo es también cuando se acerca la Navidad. En estas se encuentran, por ejemplo, Chris Isaak u Oasis que, esta vez sí, reúnen singles, incluso en una caja con cuatro discos, ya que su anterior recopilatorio no incluía todos sus éxitos. El nuevo se llama 'Time flies'. Y qué razón tienen. El tiempo vuela.

Etiquetas