Despliega el menú
Ocio y Cultura

TELEVISIÓN

Canícula catódica

La tele no deja de estar al rojo vivo ni en verano. En Estados Unidos, claro.

Weeds.
Canígula catódica

El verano ha dejado de ser época de reposiciones y las cadenas se empiezan a reservar producciones de primera fila para cuando calienta el sol. Las cadenas americanas, claro, porque aquí hemos tenido que sufrir agostos de ‘Paraíso’ o ‘Un golpe de suerte’, como si el calor nos volviera tontos y no mereciéramos tele de calidad. En Estados Unidos, existe un selecto grupo de ficciones que no por programarse en plena canícula tienen que tener la piscina y la hamaca como leitmotiv. La veterana es ‘Weeds’, la historia de un ama de casa que se queda viuda y se pone a traficar para sustentar a su familia. Desde hace cinco años, Mary-Louise Parker borda el papel de Nancy Botwin. Humor corrosivo y guiones surrealistas adornan una historia donde los secundarios -en especial, los hijos de la mencionada, el tío Andy y su ‘amienemiga’ Celia– ofrecen momentos delirantes. La cadena que lo emitirá a partir de agosto, Showtime, suele apostar por temas comprometidos y diferentes. Así, tras ‘Weeds’, estrenará ‘The big C’, sobre una mujer que cambia de vida cuando le diagnostican cáncer.

Otros que han hecho época -y no solo porque la ficción esté ambientada en la década de los 60-, son los publicistas de ‘Mad men’. A la perfecta ambientación de la oficina y la remarcable interpretación del elenco, se añade el ritmo narrativo, totalmente inusual. En la pantalla, parece que nada ocurre. Pero rascando en la superficie se encuentran sutiles tratados sobre el machismo o la política, por ejemplo. Será el próximo mes de julio cuando comience a emitirse la cuarta temporada, en la que el protagonista, el enigmático Donald Draper, tendrá que encarar un oscuro pasado que no pudo evitar que saliera a la luz.

Entre las nuevas adquisiciones, vuelve una de las triunfadoras de los pasados años. La serie de vampiros que se sacó de la manga Alan Ball tras cerrar la funeraria de ‘A dos metros bajo tierra’ ha creado moda, a pesar de sus inicios tambaleantes que no hacían presagiar su éxito. ‘True blood’ puede presumir ya de tercera temporada, que empezó el pasado domingo. Aunque las más madrugadoras han sido las peripecias del ex espía Michael Westen en ‘Burn notice’ y el drama médico ‘Royal pains’, que estrenaron episodio el día 6.

También tendrá nueva oportunidad ‘Hung’, que no tuvo la acogida esperada en el verano de 2009, a pesar de contar con un argumento rompedor: un entrenador de baloncesto en un instituto, cuya vida comienza a desmoronarse, ejerce como prostituto para hacerse un dinerillo. ¿Lo mejor? La relación con su improvisada ‘chula’, en realidad, una poetisa, interpretada por Jane Adams.

De personajes atrayentes están las series llenas. Que se lo digan a Toni Collette y a Edie Falco –la Carmela de ‘Los Soprano’-, que han modelado a dos mujeres sobresalientes en sus respectivas ficciones. Tanto, que ‘United States of Tara’, donde la prota de ‘El sexto sentido’ se desdobla en el papel de una mujer tripolar, y ‘Nurse Jackie’ han logrado algo difícil: pasar de series veraniegas a la primavera, en competencia directa con los pesos pesados de las distintas cadenas. Y es que el verano catódico no tiene porque ser tan malo. Como en la playa, todo es cuestión de no quemarse...

Etiquetas