Despliega el menú
Ocio y Cultura

FOTOGRAFÍA

Peyrotau & Sediles enseñan su 'kunst' en Alemania

La obra de los fotografos zaragozanos podrá verse por partida doble en la ciudad de Castrop-Rauxel, una de las sedes de la Capital europea de la Cultura de 2010.

Miradas desafiantes y personajes mostrando su lado más salvaje. Dos fotos de 'In extremo'.
Peyrotau & Sediles enseñan su 'kunst' en Alemania
PEYROTAU & SEDILES

Cuando exponen en España, muestran su arte. Pero como, desde hace dos años, son asiduos de Alemania, enseñan su 'Kunst'. Lo mismo, pero en alemán. La relación entre el tándem Peyrotau & Sediles y el país teutón ha crecido tanto en los últimos tiempos que ya hacen sus pinitos en el idioma de Goethe y Merkel. "Hemos hecho casi un máster", cuenta Aránzazu Peyrotau, después de que sus trabajos hayan pasado por Berlín, Fráncfort, Colonia o Múnich. "Y no es fácil?", reconoce Antonio Sediles. Lo de este mes, va para nota: hacen doblete en germano y en una misma ciudad. Casualmente, lo hacen en el marco de la Capitalidad Europea de la Cultura, que este año ha recaído en una región, el Ruhr alemán, justo ahora que Zaragoza se presenta a la convocatoria de 2016.

Y así, la pasada semana estrenaron participación en la galería Schwenk de Castrop-Rauxel, en una muestra que reúne pinturas, vídeos, instalaciones? y las fotografías de gran formato de estos zaragozanos. Concretamente, de la serie 'In Extremo', por la que fueron premiados en 2002 en la Muestra de Arte Joven del Gobierno Aragonés. Pero, además, a partir del próximo 4 de julio, otras imágenes de esta misma serie se podrán ver en el Ayuntamiento de la localidad, solapándose en el tiempo con la anterior. Ambas finalizan el próximo 8 de agosto. "Fuimos seleccionados hace un par de años para la muestra 'Junge talente aus spanien' (joven talento español), que ha ido recorriendo distintas localidades. Y ha sido como una bola de nieve: en cada ciudad que hemos expuesto nos han visto dos más y nos han llamado para otras convocatorias", explica Sediles.

Aunque ha pasado el tiempo, los fotógrafos se acuerdan perfectamente de la sesión que culminó con el alumbramiento de 'In extremo'. "Fue una noche increíble de 2001 -afirma Aránzazu-. Los modelos son amigos e hicimos exactamente lo que teníamos en la cabeza". Y ¿qué tenían? Pues la idea de inmortalizar a gente llevada al extremo. El primer plano, como el algodón, no engaña y muestra la faceta más salvaje del modelo.

El retrato ha sido santo y seña de este dúo, que se consideran "cazadores de miradas". "De las del fotografiado y de la del espectador", aclara Aránzazu. "Hay gente que encuentra su medio en el paisaje. A nosotros, nos inspira la mirada de un persona -matiza Antonio-. Nos gusta ponernos enfrente de las personas, que no enfrentarnos". Por eso, sorprendieron con su más reciente trabajo, 'Metus', que fue expuesto en Zaragoza en Caja Madrid. En esta muestra, que refleja temores y miedos, por vez primera no se centran en primeros planos, sino en objetos o, incluso, en la imagen de un recién nacido llorando. "No es la foto típica y nos costó. El bebé tenía apenas una semana, pero conseguimos transmitir lo que queríamos: el miedo que el niño siente", explica Antonio. "En el fondo, todo son retratos, aunque no aparezcan siempre rostros", considera Aránzazu.

Su ascendente proyección internacional no les hace olvidarse de las raíces. Por ejemplo, acaba de concluir su participación en la EMAT de Valencia, junto a artistas como Pierre Gonnord o Ellen Kooi. Pero no renuncian a expandir su radio de acción: el pasado año expusieron en Nueva York y, en julio, viajarán de nuevo a Alemania para asistir a la inauguración de la muestra de Castrop-Rauxel. Pero aunque ya hayan encontrado una segunda patria, sus trabajos seguirán siendo 100% aragoneses. "Nuestra apuesta siempre ha sido Zaragoza y aquí vamos a seguir trabajando", dejan claro, con la misma sinceridad en los ojos que exhiben sus fotografiados.

Etiquetas