Despliega el menú
Ocio y Cultura

DIRECTORES ARAGONESES

"La crítica que me preocupa es que la gente no se ría, hay que mirar al público"

Las comedias de dos aragoneses triunfan en taquilla. 'Que se mueran los feos' alcanza el millón de espectadores y 'Tensión sexual no resuelta' también arroja buenos números.

Pilar Rubio y Miguel Ángel Muñoz, en 'Tensión sexual no resuelta'.
"La crítica que me preocupa es que la gente no se ría, hay que mirar al público"
HERALDO

Reírse en tiempos de crisis sienta la mar de bien. El cine, además de ser un arte y servir para denunciar o llamar a la reflexión, también es usado para levantar los ánimos. Y mucho de cierto tiene que haber en estas máximas cuando dos comedias cinematográficas con sello aragonés están arrasando en taquilla.

'Que se mueran los feos', del zaragozano Nacho García Velilla, parte de una premisa fatalista: los complejos de una pareja interpretada por Javier Cámara (Eliseo) y Carmen Machi (Nati) que tienen que superar la losa que pesa sobre ellos en un pueblo pequeño. Una comedia que ya ha hecho desternillarse a un millón de espectadores y que se ha convertido en el filme español con mayor recaudación esta temporada.

¿Cuál es la clave del éxito? Nacho García Velilla insiste en que la historia proporciona la dosis de "emoción" que todos buscamos en una cinta, sea del género que sea. Ante las críticas de que se trata de una comedia demasiado previsible, mantiene con buen humor que "la única crítica que me preocupa es que la gente no se ría, hay que mirar más al público, algo que durante años no se ha hecho y lo hemos despachado de las salas". "Yo creo que hay que respetar la inteligencia del espectador", afirma.

Unas cifras a las que todavía da va más valor en un año que califica de "difícil". "Con el Mundial se adelantaron muchos estrenos y con nuestro presupuesto de 4 millones de euros tuvimos que competir con películas que no bajaban de los 150 millones, y allí estábamos, semana tras semana, en medio", cuenta orgulloso. 'Fuera de carta', su primer trabajo para el cine, se vendió a 44 países y dentro de unas semanas se quiere presentar al mercado internacional 'Que se mueran los feos'.

Los números también refrendan la buena marcha de la tercera película de Miguel Ángel Lamata, 'Tensión sexual no resuelta'. Ha cosechado 314.939 espectadores y una recaudación de 1.947.421,93 euros, según los datos que recoge la página web del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA).

Miguel Ángel Lamata empieza por felicitar a su tocayo, del que siempre recuerda que "fue el primero en ofrecerme un curro cuando llegué a Madrid", antes de comenzar a valorar la buena acogida de su "comedia romántica no al uso", como él insiste en calificarla.

"Está comprobado que con la que está cayendo reírse apetece bastante, el espectador está más por la labor de abrirse al optimismo que por la de deprimirse", dice. Además asegura que en España "la comedia es nuestro género y en el que mejor nos movemos". "Ha sido el género español por excelencia, igual que lo ha sido el western en EE. UU. Una comedia un tanto picaresca es lo que apetece y gusta", recalca.

Desde la humildad Miguel Ángel Lamata habla de un "exitito" de audiencia. "Que se estrenara ya fue todo un puntazo, y que no se diera una galleta desde el primer fin de semana con toda la competencia que había, con un montón de pelis en 3D, presupuestos desorbitados y estrellas cinematográficas estadounidenses", cuenta.

Un toque aragonés socarrón

García Velilla y Lamata tienen varias cosas en común, empezando por su origen zaragozano y su año de nacimiento, 1967. ¿Su humor tiene también un toque aragonés? Huyendo de los tópicos los dos coinciden en hablar de un cierto punto de "socarronería y cinismo". Nacho García Velilla arguye que desde sus días en la serie '7 vidas' echa mano "de muchas clases de humor y la prueba es que en Filipinas se ríen de unos 'gag' de 'Fuera de carta' y en Nueva York de otros distintos".

Con las dos pelis bien encarriladas, ambos están ahora inmersos en sus próximos proyectos. García Velilla escribe el guión de la próxima que va a producir, 'El alzamiento nacional', con una mezcla explosiva de guerra civil y cine porno, que va a dirigir Oriol Capel. Mientras, Lamata tiene listo el guión de la que quiere que sea su cuarta cinta, 'El hombre que hizo el amor con la muerte', y está embebido en otros tres guiones más.

Etiquetas