Despliega el menú
Ocio y Cultura

ZARAGOZA LATINA

Dualidades hiperfemeninas desde Quito

La artista ecuatoriana Vera explota conceptos antagónicos en un mural en el Centro de Historia.

La artista urbana Vera junto a su obra.
Dualidades hiperfemeninas desde Quito
ESTHER CASAS

Vera vive en La Floresta. Ella lo describe como “un barrio residencial y tranquilo, donde se puede ir a todos los sitios andando, donde aún quedan comercios pequeños”. Vera vive en La Floresta, y La Floresta está en Quito (Ecuador). Allí, serpentea por las calles de ese enclave postindustrial donde las fábricas abandonas y los espacio ‘botados’ convierten la zona en un paraíso para ella: Vera es artista urbana.

Quito y su vida cultural más popular, contemporánea y alejada de los tópicos -entre los que se halla un floreciente plantel de ‘grafiteros’- confluyen estos días en la capital aragonesa gracias al ciclo Zaragoza Latina que, felizmente, se ha salvado de las quemas culturales patrocinadas por la crisis. Vera es una estudiante de arquitectura de 22 años, que ha trabajado desde el pasado día 4 de junio en un gran mural que desde ayer puede disfrutarse en el Espacio Tránsito del Centro de Historia de Zaragoza. Aterrizó en el universo del arte urbano desde el pequeño formato en acuarela y a través de un flechazo por el ‘stencyl’ (gafriti con plantillas): “Desde que salí a la calle a pintar me quedé enganchada, este tipo de creación es el arte más democrático que hay, todo el mundo lo ve y puede opinar”, dice. En cuanto a su creación para Zaragoza Latina -la primera que hace en solitario en un espacio tan grande (“lo mío son los espacios altos y angostos”)- cuenta: “Crecí rodeada de hombres y mis amigos han sido casi siempre chicos. Así que de repente tuve la necesidad de explorar mi lado femenino y el lado femenino que hay en muchos hombres”. Y todo ello, marcado por dualidades como el blanco y el negro, la vida y la muerte

Etiquetas