Despliega el menú
Ocio y Cultura

LITERATURA

Novela negra y poesía en la cita de los oscenses con las letras

Con una loa a la poesía y varias sugerencias para releer a Lorca, Cernuda o Gil de Biedma, el escritor barbastrense Manuel Vilas abrió ayer la XXVII edición de la Feria del Libro de Huesca, que hasta el 13 de junio convierte el parque Miguel Servet en una gran librería. Los 27 puestos que este año se han instalado ofertan literatura para todas las edades. No falta la novela negra nórdica, pero también hay detectives chinos que llegan de la mano del autor Oiu Xiaolong, autores noveles que se suman a esta moda del misterio como David Monteagudo o los ya consagrados, como Reverte.

"La poesía es de las formas más altas de la cultura y la civilización", dijo Manuel Vilas antes de dar el pistoletazo de salida a la feria. El novelista y poeta no dudó en incorporar a su discurso varias recomendaciones como 'La realidad y el deseo' de Cernuda y 'Las personas del verbo', de Jaime Gil de Biedma. También sugirió 'Nocilla Lab', de Agustín Fernández Mayo, e 'Imán' de Sender porque un libro, para él, hace sentir al lector que no está solo, "le acompañan los personajes y comparte sus historias".

El 'boom' de los nórdicos

Pero en las librerías no faltan los tan de moda escritores nórdicos de novela negra como Camilla Läckberg y su 'Crimen en directo'. También, y sin perder de vista el terror, comentó Fernando Lascorz, de la Librería Estilo, esperan que sea un éxito 'Seda Roja', del chino Oiu Xiaolong, o 'Fin', del novel David Monteagudo. 'Dime quién soy', de Julia Navarro, tiene un puesto preferente en su stand y también se lo han dado a Katherine Pancol con su superéxito 'Los ojos amarillos de los cocodrilos'.

Entre las novedades de la feria de este año, un puesto de segunda mano para delicia de los coleccionistas y donde no es difícil encontrar, explicó su dueño, Pablo Parra, primeras ediciones de las décadas de los 70 y 80, o libros descatalogados, por ejemplo, de Agatha Christie.

Para todos los públicos

También los libros locales suelen tener una buena acogida y por eso varios autores visitarán la muestra. Cristina Grande, una escritora con gran vinculación al Alto Aragón, presenta esta mañana su última publicación, 'Lo breve', una peculiar edición que recoge parte dispersa de su obra. El acto, en el que también presenta la edición de relatos 'Agua quieta', será a las 13.30 y a él acudirá junto a José Domingo Dueñas, decano de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, y al también escritor Óscar Sipán. Además, estarán hoy en la feria Ángel Olgoso, Mª Dolores Barrios, José Antonio Bernal y Lorenzo Luengo. En el café literario (17.30) el protagonista será Fernando Sanz, profesor de Historia del cine de la Universidad de Zaragoza y en el club de lectura Ramón J. Sender, el autor invitado es el zaragozano Roberto Malo y su 'Maldita novela'.

Pero el fin de semana dará mucho más de si en la Feria del Libro de Huesca. Entre las actividades programadas en esa XXVII edición, en la que abren sus puertas 27 librerías y editoriales, hay muchas para público familiar. Así hoy, durante toda la mañana, habrá actos para los más pequeños. Berta Moya y Virginia G. Unzué encantarán a los pequeños con sus cuentos. Y es que en la feria hay mucho niño. "Buscamos cuentos tradicionales para empezar a contárselos a mi nieta que tiene nueve meses", relató a pie de librería Ana. También Javier Mendiara buscaba libros para niños y alguna que otra novela "para hacer un regalo". Como ellos, decenas de oscenses se pasearon por la gran librería del parque que permanecerá abierta hasta el día 13.

Etiquetas