Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

COMPOSITOR, INTÉRPRETE Y POETA

La música de Soler Casabón se convierte en un auténtico estreno en Mequinenza

Por primera vez en España se interpretó a dos pianos su obra cumbre 'Le musicien de Saint Merry'.

José Soler Casabón (1884-1964).
La música de Soler Casabón se convierte en un auténtico estreno en Mequinenza
HERALDO

En el verano de 2009 los vecinos de Mequinenza y un buen puñado de aficionados a la música descubrieron la figura de José Soler Casabón, compositor, intérprete y poeta que nació en Mequinenza en 1884 y falleció en Francia en 1964, en la más absoluta miseria. El 29 de agosto del año pasado se le homenajeó en su localidad natal con motivo del 125 aniversario de su nacimiento y el pasado domingo, en una segunda entrega de este reconocimiento, su música centró un concierto que se vivió como un auténtico estreno. Una actividad promovida por el Ayuntamiento con apoyo de la DGA.

La pieza estrella que se escuchó el domingo fue 'Le musicien de Saint Merry', en la versión de 1917 a dos pianos, tocados por Josep Buforn y Jordi Farran, que por primera vez se interpretaba así en España. Si esta obra para ballet, el gran proyecto de su vida, se hubiera llevado a escena en aquella época, su nombre no hubiera caído en el olvido.

El ballet se basa en el poema del mismo título del poeta Guillaume Apollinaire, uno de sus amigos en la capital parisina junto a Picasso, Pablo Gargallo, Reverdy y Jean Cocteau, entre otros. La importancia de la obra viene dada por los personajes implicados en la misma. "Además del libreto de Apollinaire, Picasso era el diseñador de los decorados y del vestuario y se pensó en Serge Diaghilev como productor, pero entonces estalló la Revolución Bolchevique, en 1918 falleció Apollinaire y todo quedó en un cajón", explica el bibliófilo Jordi Estruga i Estruga, de origen mequinenzano y uno de los precursores de la recuperación de la figura y el trabajo de José Soler Casabón.

"Una interpretación a dos pianos es difícil de realizar, los pianistas han tenido que trabajar durante bastante tiempo para coordinarse y el resultado fue de una gran categoría", resalta Jordi Estruga. Nunca se ha hecho ninguna representación con una orquesta y un cuerpo de danza. Sí hay noticias de que fue estrenada con dos pianos por la Radiodifusión francesa.

En casa de Pablo Gargallo

De las otras tres composiciones que formaban el programa del domingo, un estreno absoluto fue 'L'hiver sur les champs'. Se trata de una pieza que escribió durante la primera parte de la I Guerra Mundial, cuando residía en Barcelona en casa de su gran amigo el escultor Pablo Gargallo. La obra la terminó en 1914 y, después de la boda entre Gargallo y Magalí, la revisó y orquestó también en el hogar del matrimonio.

Las obras dos piezas que pudo escuchar el público este domingo en Mequinenza fueron: 'Nocturne' (1939-1940) y 'Crépuscules' (1918), esta última concebida en los tiempos en los que vivía con la familia Gargallo en la Ciudad Condal.

Se conservan unas 20 partituras

Este mequinenzano se trasladó entre 1903 a 1907 a París y se introdujo en los grupos de artistas más vanguardistas del momento. Entre 1917 y 1939 alternó estancias entre País, Barcelona y su localidad natal, componiendo un gran número de piezas musicales que en su mayor parte han desaparecido.

Al terminar la Guerra Civil Española, que pasó en su mayor parte en Mequinenza, se trasladó a Francia y fue internado primero en el campo de concentración de Argelés y después en el de Agde. La viuda de Pablo Gargallo hizo todo lo posible para liberarlo. Durante la mayor parte de la II Guerra Mundial su rastro se pierde y entre los años 1946 y 1955 se sabe que intentó sin éxito en varias ocasiones estrenar el ballet 'Le musicien de Saint Merry'.

Jordi Estruga, que espera organizar más conciertos de Soler Casabón en Zaragoza e incluso en París, explica que apenas han llegado hasta nuestros días alrededor de una veintena de sus partituras originales que se conservan en la escuela francesa 'Schola Cantorum'. Un pintor vecino suyo, su esposa y una artista y periodista sueca lograron salvar la mayor parte de estas creaciones.

Etiquetas