Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Tercer Milenio

CINE

Glamur y una ausencia destacada en la apertura de Cannes

El director Ridley Scott, operado de rodilla, no pudo asistir a la proyección de su último filme, que inauguró ayer el festival.

El actor puertorriqueño Benicio del Toro se preparó para ser miembro del jurado del Festival de Cannes con una receta singular. Al ser preguntado, el intérprete de 'Che' bromeó: "Me puse colirio y me limpié los oídos". Del Toro forma parte del jurado presidido por el cineasta estadounidense Tim Burton, que ayer estuvo al completo en la sesión inaugural del certamen, en laque se proyectó fuera de concurso 'Robin Hood', de Ridley Scott.

El actor puertorriqueño, que durante la conferencia de prensa de presentación del jurado hizo un sentido elogio del director de cine español Víctor Erice, precedió en la alfombra roja a otras celebridades, como la mexicana Salma Hayek.

Del actor neozelandés Russel Crowe, protagonista de 'Robin Hood', no se pudo saber si aplicó la receta de Del Toro, al menos en la parte ocular, pues desfiló con de unas grandes gafas oscuras en una tarde sin sol en la ciudad balnearia de la Costa Azul. Sí dejó claro que considera un "gran honor y un privilegio" participar en la sesión de apertura del Festival, que concluirá el próximo 23 de mayo.

Sobre la alfombra, camino de la sala de proyección, también se pudo ver a la británica Kate Beckinsale, también jurado y emperifollada con un peinado que la hacía más alta de lo que ya es. Se pasearon además entre los fotógrafos -ellos de esmoquin y ellas de largo- estrellas como Eva Longoria, Aishwarya Rai, Helen Mirren o Gael García Bernal, actor mexicano que se estrena en Cannes como director con 'Lucio'.

La australiana Cate Blanchett, pareja de Crowe en 'Robin Hood', exhibió un modelo negro con dibujos plateados y cabello rubísimo, destacando por ser la más alta del equipo del filme de Ridley Scott, quien no pudo asistir por estar convaleciente de una intervención quirúrgica. "Muy a pesar mío, debo perderme la noche inaugural del Festival de Cannes. Hace poco me han operado de la rodilla y la recuperación ha sido más lenta de lo que esperaba", dijo Scott en un comunicado leído antes de la conferencia de prensa del filme.

La actriz británica Kristin Scott-Thomas, con su excelente francés fue la maestra de ceremonias en la inauguración.

Etiquetas