Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

EN EL TEATRO PRINCIPAL

Concha Velasco, con 'La vida por delante'

La obra, en la que la actriz encarna a una ex prostituta que cuida a un adolescente árabe, está dirigida por José María Pou, se estrena hoy y estará en cartel hasta el 23 de mayo.

Rubèn de Eguia y Concha Velasco, en una escena de 'La vida por delante'.
Concha Velasco, con 'La vida por delante'
DAVID RUANO

Momo es un chaval árabe que se aloja en la pensión de una anciana ex prostituta. Tiene toda 'La vida por delante', pero va haciéndose adulto en un entorno duro, el que le ofrece un suburbio de París.

Este joven es el personaje a través del cual el escritor Romain Gary -un tipo nacido en Lituania, que fue diplomático francés y marido de Lesley Blanche y Jean Seberg- narra su historia en la novela 'La vie devant soi', que además de ganar el prestigioso premio Goncourt se ha convertido en un éxito cinematográfico (su adaptación ganó un Óscar bajo el título 'Madame Rosa') y teatral una vez adaptada a las tablas.

Hoy, 'La vida por delante' se estrena en el Principal de Zaragoza, con un reparto que encabeza Concha Velasco en el papel de Rosa, la sabia y vieja madame que da cobijo a Momo (el actor Rubèn de Eguia, que fue uno de los protagonista del espectáculo nocturno dirigido por Calixto Bieito para la Expo 2008).

"Rosa es la más vieja y la más sabia de la obra, una pobre ex prostituta judía superviviente de Auschwitz que acoge niños en un suburbio de París. Antes, su marido la abandonó y le quitó todo", explica Velasco, que asume el rol que en el cine hizo Simone Signoret a las órdenes de Moshé Mizrai.

En el caso de la actriz española, quien ha dirigido el cotarro ha sido el también veterano de la escena José María Pou, director del Teatro Goya de Barcelona y Premio Nacional de Teatro.

Pou, un reputado actor, ha vuelto a asumir labores de dirección por deseo de Velasco, según ha contado él mismo en una entrevista: "Pensé que la actriz ideal para esta obra era Concha Velasco, quien, además, me había expresado su voluntad de cambiar de registro y de trabajar conmigo. Se la ofrecí y me encontré con una trampa mortal fantástica. Me dijo 'Sí, con la condición de que la dirijas tú'. Y estoy muy satisfecho".

El reparto de 'La vida por delante' se completa con Carles Canut y José Luis Fernández. El primero da vida al doctor Katz, un viejo amigo de madame Rosa al que ella recurre, preocupada por ver tan taciturno a Momo que piensa que puede padecer alguna enfermedad. El segundo es en la función Youssef Kadir, el padre de Momo.

A través de la relación de mutuos desvelos que mantienen Rosa y Momo, van surgiendo en sus conversaciones temas de plena actualidad: "La soledad, la necesidad de compañía, los orígenes, la familia, el derecho a morir dignamente, la tolerancia y el entendimiento por encima de razas, religiones, creencias, estados, naciones y políticas más o menos oportunistas", enumera Pou.

Los personajes se mueven en un decorado que recrea una modesta buhardilla parisina, reflejo de la vida en declive de su propietaria. Una mujer que es -en palabras de Concha Velasco- una "heroína vulgar", pero también el papel que ella considera "el más difícil de mi vida" (y eso que ha asumido con anterioridad sobre las tablas roles tan tremendos como el de Serafina en 'La rosa tatuada' de Tennessee Williams, que también trajo a Zaragoza). Madame Rosa es un personaje para el que además tiene que ofrecer una imagen deteriorada, ajada, alejada de su brioso aspecto natural.

Con 'La vida por delante', Concha Velasco -que ha obtenido excelentes críticas e incluso ha sido candidata al Max a la mejor actriz por esta interpretación- estará dos semanas en el Teatro Principal de Zaragoza. La obra, que se estrenó en el Teatro Goya de Barcelona, lleva cerca de un año de gira por toda España, lo que supone más de 200 funciones realizadas hasta la fecha.

Etiquetas