Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ZOE

El otro sonido mexicano

La banda más ¿apátrida¿ y carismática de la nación azteca, actuará el próximo jueves en la sala Oasis.

Zoé llegan dispuestos a ajustar cuentas y conquistar España
El otro sonido mexicano
MVT

Elegancia. Ecumenismo sonoro. Carisma. Zoé viene con todo un arsenal de argumentos para enamorar a la muchachada española. Desde los preadolescentes a los viejovencitos. El jueves, en un escenario idóneo para su teatral puesta en escena (el Oasis Café Teatro), llegan a Zaragoza. Andan presentando ‘01-10’, un recopilatorio de su carrera, iniciada en 2001, aunque fue a partir de 2006 cuando realmente despegaron en toda América Latina.

León Larregui, el vocalista, es sin duda uno de los artistas más carismáticos de México en la actualidad. Sergio Acosta (guitarra), Ángel Mosqueda (bajo), Rodrigo Guardiola (batería) y Jesús Báez (teclados) completan la formación. Mañana tocan en Bilbao: después de la fecha de Zaragoza irán a Valencia, Jaén y Barcelona. El 4 de junio actuarán en el Rock in Río Madrid.

Ya habían venido por España, a modo de tanteo. Ahora quieren conquista. Bunbury (con un dueto en el single, ‘Nada’) Anni B. Sweet, Vetusta Morla y Dorian colaboran en el disco. En Zaragoza les taloneará una banda que también carga de emotividad sus armazones rockeros: Mr. Hyde.

Buenas vibraciones

Sergio Acosta, el hombre de las seis cuerdas en Zoé, apuesta por un recibimiento entusiasta de España al sonido del grupo. “Tenemos la ilusión de hace nueve años ahora que empezamos casi de cero acá, en España. Tenemos la corazonada de que nos puede ir bien, pero tenemos que venir mucho, hacer muchos directos. Así se crea afición: lo mismo ocurrió en México, el boca a boca, crecer desde abajo”.

Influencias

En las paradas mexicanas de la gira de Héroes del Silencio en 2007, los técnicos locales hablaban y no paraban de Zoé. “Me iría a trabajar con ellos sin pensarlo”, decía el asistente de luminotecnia, ante el asentimiento general. “Qué bueno –apunta Sergio- tener de tu lado a los técnicos es vital. Supongo que hemos aportado cosas a una nueva generación de mexicanos que aman la música. Nos vamos por un sonido universal, menos mexicanista en la iconografía y los arreglos, hacemos una música sin nacionalidad, aunque naturalmente respetemos esa opción. Cantamos en español, crecimos escuchando a Soda Stereo de Argentina, o a Nacha Pop, pero también nos llegó mucha música en inglés”. El sonido beatle, el postpunk y los toques melancólicos tienen sitio en la paleta sonora que maneja el grupo.

De sus colaboradores y compadres españoles hay una química especial con los barceloneses Dorian. “Un amigo nos mostró su trabajo, nos conocimos y nació una amistad muy linda, ya tocaron con nosotros en México y ahora repetimos en España, nos ayudamos mutuamente. A Enrique no le hace falta ayuda allá, porque es muy grande desde hace mucho, pero su apoyo es fantástico para nosotros aquí. Enseguida le gustó este tema, y el resultado nos encantó a todos”.

Bunbury se imbuyó del aire Zoé, incluso en las inflexiones vocales. “¿Tú crees? León –apunta Sergio- es el que cantó un poco como Enrique… no, en serio, las voces empastan muy bien”.

Sergio llama la atención sobre la última generación del rock mexicano. “Hay grupos jóvenes muy interesantes, como Hello Seahorse, mi banda favorita, o Le Baron. Nosotros somos algo más viejitos, pero nos sentimos jóvenes en esta etapa de reconocimiento mutuo con el público español. Traemos un disco muy variado, con canciones representativas de todos nuestros trabajos. Pero el directo es el lugar para convencerles, que participen. No les vamos a defraudar, seguro. Zoé se entrega siempre al máximo”.

Etiquetas