Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CURIOSIDADES

Millón y medio de visitas para un museo virtual de la nostalgia

El zaragozano Rafael Castillejo reúne desde 2007 en su 'desván' de Internet material gráfico y audios de los años 50 y 60.

Esta misma semana, la web del zaragozano Rafael Castillejo (www.rafaelcastillejo.com) ha alcanzado el millón y medio de visitas. Este museo virtual de la nostalgia no tiene ni tres años de vida, pero su éxito sube como la espuma. "Lo puse en la red en junio de 2007", recuerda su autor. "Entonces no tenía más que siete secciones y unas 250 imágenes. Ahora son 18 secciones y más de 3.000 imágenes: con 1.000 gigabytes empiezo a hacer corto", detalla.

Pero no solo hay imágenes: en el apartado 'Aquella radio', se pueden escuchar cosas como el final de un capítulo del famoso serial radiofónico 'Matilde, Perico y Periquín', la popular 'canción del Cola-Cao', cuentos infantiles con las voces de los actores de Radio Madrid y canciones que en su día fueron "dedicadas" en las emisoras españolas de hace unas décadas.

De Torrero a Nueva York

'El desván de Rafael Castillejo', que es como el autor ha bautizado a su página, debe su origen a la película 'Cinema Paraíso'. "Cuando la vi, salí del cine pensando que me gustaría hacer una cinta sobre los viejos cines de reestreno y anécdotas de mi barrio, Torrero", rememora Castillejo. Planteado así, no parecía muy viable. Pero llegó Internet y el zaragozano recondujo su idea: "Empecé a barajar la posibilidad de hacer un museo digital con mis cosas y las de mis amigos, me aprendí un programa de diseño, busqué un dominio y una empresa de alojamiento para mi web", explica.

Poco a poco, Castillejo ha ido completando su exposición virtual con multitud de tebeos, cromos, carteles de circo, recortables, anuncios publicitarios, imágenes de locutores y actores radiofónicos, postales de la antigua Zaragoza... y, por supuesto, montones de fotos relacionadas con el cine.

Dos cosas han contribuido a que haya podido recopilar tanto material. Por un lado, su espíritu altruista: "Nunca aceptaré insertar publicidad, es una página sin ánimo de lucro. Si lo hiciera, iría contra mis principios y, además, afearía la web", afirma rotundo. Por otro lado, cuenta con la generosidad de algunas instituciones -hay fotos del archivo de la revista 'Life' y del diario 'ABC'- y de colaboradores inesperados, como el coleccionista neoyorquino Jerry Murbach, que le facilitó espléndidas instantáneas con estrellas como Deborah Kerr, Errol Flynn, Rita Hayworth o Gene Kelly. "Recibo aportaciones de unas 150 personas, pero quiero dejar claro que el museo es virtual, yo no tengo los objetos", precisa Castillejo, que ha recibido también alguna petición de piezas para organizar una exposición 'retro'.

Y es que su 'desván' es un tesoro para la memoria, del que se siente orgulloso, en especial, por usos que él no había previsto. Por ejemplo, el educativo: una profesora de Guadalajara llamada Virginia Sanz le anunció que iba a mostrarla a sus alumnos "para que conozcan otras épocas, donde no había tele ni Internet ¡y no nos pasaba nada!".

Pero "lo que realmente me gratifica es que me hayan dicho que emplean mi web en centros de asistencia a enfermos con enfermedades cognitivas, porque han visto reacciones positivas en ciertos pacientes al ver, por ejemplo, un cartel u objeto de cuando eran niños", cuenta Castillejo.

En la web, Rafael ha escrito: "A veces sueño que regreso a aquellos años y puedo abrazar a mis padres, a mis abuelos, a mi amigo Edmundo, y a toda la gente buena que conocí y un día se marchó". Castillejo cree que la nostalgia tira tanto porque "viendo estas cosas te transportas a una época en la que, a nuestra manera, éramos felices".

Etiquetas