Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FOTOGRAFÍA

Rafael Navarro se camufla entre la naturaleza

El museo Camón Aznar acoge 'Testigos', 30 imágenes artísticas. Son detalles de naturaleza en blanco y negro y se podrán ver hasta mayo.

El fotógrafo Rafael Navarro inauguró ayer su exposición 'Testigos', que cuenta con 30 imágenes en blanco y negro con la naturaleza como tema. Se podrá ver hasta el 8 de mayo en el Museo Ibercaja Camón Aznar (Espoz y Mina, 23) y para el artista es una forma de recordar la importancia del medio ambiente.

Este aragonés aseguró ser un amante de la naturaleza y por eso decidió armar esta colección. "Hay que cuidarla y valorarla, porque estamos cada vez más alejados de ella", comentó. Entre las instantáneas hay unas tomadas hace varios días y otras de hace "varios meses y que estaban guardadas en algún cajón".

El jefe de actividades culturales de Ibercaja, José Luis Lasala, afirmó que esta será la primera de muchas muestras que tendrán fotografías como tema, pero solo "aquellas que no sean una crónica de la realidad, sino importantes en sí mismas". Lasala no quiso adelantar nombres, pero sí aseguró que su institución tiene el propósito de impulsar la fotografía, ya que es una actividad que se incluye dentro de las artes plásticas.

En la presentación también estuvo la directora del museo, Rosario Añaños. Ella recordó que montar esta muestra había sido muy fácil gracias a la ayuda de Navarro, que "demostró gran talento y profesionalidad".

Las fotografías que se exponen, entre las que se encuentran nueve dípticos y tres trípticos, se han hecho con cámara analógica, y se han revelado con químicos. "Todo lo que he publicado ha sido así, ahora empiezo a trabajar con lo digital, quizá en un año saque algo con esos métodos", comentó Navarro.

Las obras muestran detalles de hojas, árboles, plantas y de todo tipo de escenarios naturales. Fueron realizadas en varios países y según su autor, nacido hace 70 años en Zaragoza, permiten al espectador quedarse con lo superficial o buscar algo más profundo: "Se puede quedar en un qué bonita foto o pueden escarbar". Él, sin embargo, se niega a adelantar interpretaciones. "No hago eso", recordó.

Rosario Añaños, por su parte, invitó a los visitantes a reflexionar y buscar los "guiños" en las fotografías del artista, que ve esta exposición como un "homenaje a esos pequeños compañeros de camino que a veces nos cuesta tanto escuchar".

Etiquetas