Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CONCIERTO

Noche de altos vuelos y variedad con gusto en un concurso de nivel

La descarga sonora de The Closers y el virtuosismo de The Patinettes animan la cuarta semifinal del Muévete en Directo.

En las manos adecuadas, las máquinas pueden experimentar (y generar) sensaciones orgánicas. Cuando esta idea se adereza con experiencia, los decibelios adecuados y el salpimentado correcto, surgen realidades como The Closers. La música de los antiguos Revelbeat sigue bebiendo del sonido industrial, pero lo que sale ahora de sus juguetitos es más bailable. Sobre las tablas, además, lo defienden bien. Con un poco más de energía anoche de la que exhibieron hace unas semanas en La Casa del Loco, además. Alex, Daniel y Juan tienen claro lo que buscan de la música, y las ilusiones a las que no quieren renunciar. De momento, ayer conquistaron a la audiencia que (es una constante) acudió en buen número al Centro Cívico Universidad en una nueva velada de semifinales del concurso Muévete en Directo, organizado por el Ayuntamiento de Zaragoza y auspiciado por HERALDO, con la colaboración del colectivo Aragón Musical. Quedan dos tandas, y la pugna por conocer a los tres finalistas (dos los elige el jurado uno el público) sigue estando reñida.

 

Lo dicho: la muralla sonora de The Closers apabulla. Su maqueta llamó poderosamente la atención en la fase previa, y faltaba por saber si eran capaces de hacer sobre el escenario una defensa adecuada de este material. Reto superado. 'Come Down', la canción que les sirvió de tarjeta de presentación, suena poderosa: fiereza sostenida, en la línea más rabiosa del Primal Scream que se reinventaba en los albores del tercer milenio, con 'XTRMNTR' y aquella perla incrustada en 'Evil Heat' llamada 'Miss Lucifer'. No se agitan mucho, pero no hace falta. De haberles escuchado, Míster Gillespie hubiera hecho un guiño cómplice a los zaragozanos. ¿Trent Reznor? También.

Patinettes para volar

The Patinettes dejaron un buen sabor de boca hace un año en las semifinales del Muévete 2009. La banda se acababa de formar y eso les restó algo de solvencia escénica, pero quedó claro que en la parcela musical no tenían nada que envidiar a sus compañeros de concurso. Patricia y Benjamín se encargan de las cuerdas, las vocales y las guitarreras, y Javier, Luisma y Alberto se aplican en darle color a la acuarela.

 

Anoche, más que hablar de sabores de boca, habríá que aludir al término 'boquiabierto'. Así se quedó más de uno. El grupo de tímida corrección ha dejado paso a una formación de maneras apabullantes, alardes precisos y un desempeño de reloj suizo sobre las tablas. Desde el primer tema, el grupo demostró estar sobradamente preparado. Música americana cincelada con mimo, ramalazos de 'western' y, sin que chirriase en absoluto, toques de emoción 'beatle'. Bordaron los juegos de voces, el pianista es un 'crack', y Patricia al micro viene a ser un remedo colectivo de Bonnie Raitt, Nicolette Larson, Sheryl Crow y Stevie Nicks, todas en fila y aportando cada una lo mejor de sí mismas a la causa.

 

Dentro del alto nivel del concurso este año, quizá The Patinettes sea el grupo más cercano a la final... aunque en la ronda previa se clasificase por los pelos. Pero quedan cuatro grupos más: la gran cita del 8 de abril en la sala Multiusos todavía dista mucho de tener un cartel definido.

Etiquetas