Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

EN UN MUSEO HOLANDÉS

Autentifican un cuadro de Van Gogh que había pasado inadvertido

Se trata de un óleo de 55 por 38 centímetros, que refleja el molino Blute-Fin, que entonces era el punto más alto de la parisina colina de Montmartre, el punto de referencia de los artistas en la capital francesa.

El cuadro se encuentra en el museo Fundatie de la ciudad holandesa de Zwolle
Autentifican un cuadro de Van Gogh que había pasado inadvertido
AFP

Expertos holandeses confirmaron la autenticidad de un cuadro de 1886 atribuido al maestro del impresionismo Vincent Van Gogh en el museo Fundatie de la ciudad holandesa de Zwolle (este del país).

Se trata de un óleo de 55 por 38 centímetros, que refleja el molino Blute-Fin, que entonces era el punto más alto de la parisina colina de Montmartre, el punto de referencia de los artistas en la capital francesa.

El lienzo fue adquirido en 1975 por el entonces director del museo Boyman de Rotterdam, Dirk Hannema, quien aseguró desde un primer momento que se trataba de una obra de Van Gogh (1853-1890), informaron medios holandeses.

Sin embargo, Hannema, que contaba con escasa experiencia y reputación en la materia, no fue tomado en serio, por lo que el cuadro pasó inadvertido durante años y a su muerte, en 1984, la obra quedó en manos del museo Fundatie que puso en marcha las primeras investigaciones.

En 2007, expertos del Museo Van Gogh de Amsterdam iniciaron un nuevo estudio sobre esta obra y dos años después hallaron los primero indicios de su autenticidad.

Las investigaciones dan ahora la razón a Hannema, 35 años después de su descubrimiento.

La obra forma parte de la época parisina más colorista del autor, en la que se alejó de la oscuridad que reflejaban sus obras holandesas.

Etiquetas