Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

María Eugenia Boix recala en Utebo y La Puebla antes de cantar en el Real

La soprano oscense ofrece dos recitales este fin de semana y en abril estrenará en Madrid.

María Eugenia Boix, soprano de Monzón que próximamente actuará en el Teatro Real de Madrid.
María Eugenia Boix recala en Utebo y La Puebla antes de cantar en el Real
HA

Aragón tiene jóvenes voces líricas de lujo, y una es la de la montisonense María Eugenia Boix, que ha sido recientemente elegida por Emilio Sagi para interpretar en el Teatro Real de Madrid el papel de Corinna en la ópera de Rossini 'El viaje a Reims'. Pero antes de centrarse al 100% en ese personaje (que estrenará el 18 de abril), esta joven de 27 años dará al público aragonés la oportunidad de escucharla este fin de semana en Utebo y La Puebla de Alfindén, interpretando canciones de Isaac Albéniz acompañada por el guitarrista Jacinto Sánchez.

 

"Albéniz tiene un repertorio escrito para piano y voz, canciones poco interpretadas en concierto, y menos con guitarra. Pero mi compañero (del Dúo Orpheo) hizo el arreglo y las hemos estado presentando desde el año pasado", explica Boix, que ha desarrollado una amplia actividad musical, sin centrarse en un único estilo o época.

 

"Cada vez estoy abriendo más el campo. Me gusta la música renacentista, la barroca y el clasicismo, pero también el 'bel canto'. Y ahora estoy haciendo en Bruselas 'masterclass' de lied. Lo hago para que, si tengo que decidir, pueda hacerlo con buen criterio. De momento, la voz me va bien en 'bel canto', pero también en música antigua...", comenta la soprano, que también ha cantado zarzuela.

 

Premiada hace unos años con una de las becas Montserrat Caballé, Boix lo mismo ha puesto su voz al servicio de partituras de Händel que de Donizetti, de Purcell que de Mendelssohn, de Tomás Luis de Victoria que de Antón García Abril. Ha actuado con grupos como el Ensemble XXI, el Trío Auf dem Strom, los Músicos de su Alteza, la Orquesta de Cadaqués o La Grande Chapelle.

 

Pisar el Teatro Real podría suponer un gran paso para su carrera, pero ella, prudente, prefiere verlo como "una oportunidad muy buena, pero solo como una cosa más" antes que como un punto crítico en su trayectoria. "Ojalá pueda meter la cabeza en el mundo de la ópera, porque trabajar un personaje entero en escena me encanta, disfruto muchísimo", confiesa esta artista, que -según el repertorio que prepara- se guía por el ejemplo de divas como María Callas, Montserrat Caballé, Teresa Berganza o Edita Gruberova.

 

"Después de los dos conciertos de este fin de semana, me concentraré en Corinna hasta después de abril", aclara Boix, que es consciente de que un físico atractivo -ella lo tiene- también puede ayudar. "En una grabación está claro que no entra en juego el factor visual, pero ir a ver una ópera es como ir a una película o al teatro, ves al personaje", reflexiona, y dice que "hay que ser elegante, intentar transmitir muchísimo y, si te acompaña lo demás, mucho mejor".

 

Detalla que, a partir de mayo, sí tiene ya previstos conciertos en Ginebra y Bruselas, recitales con el Dúo Orpheo y una grabación en junio con el Ensemble XXI.

Etiquetas