Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ARTE

Compás de espera en la negociación para la permanencia de la colección de la baronesa Thyssen

'Tita' Cervera y González-Sinde optan por el silencio tras reunirse para abordar la posible ampliación de la cesión de la colección de la aristócrata al Estado español.

"No hay nada que comentar". El ministerio de Cultura optó por el silencio tras la reunión que su titular, Ángeles González- Sinde, mantuvo el lunes con Carmen Cervera, y en la que presumiblemente se deberían abordar los detalles para la posible prórroga de la cesión de la colección de la baronesa al Estado español. También la baronesa declinó ofrecer detalles del encuentro en el que se suponía se deberían plantar los cimientos del acuerdo que haría posible que la impagable colección de pintura de Carmen Thyssen prorrogue su cesión de dos a cuatro años más.

La ampliación de la cesión era, según todos los conocedores del proceso, el punto de partida en la reunión que la baronesa Thyssen y Ángeles González-Sinde mantuvieron durante la mañana del lunes en la madrileña casa de las siete chimeneas, la sede del ministerio. Un encuentro del que se negaron a ofrecer precisiones tanto los miembros de la Administración como los representantes de la aristócrata y del museo Thyssen que dirige Guillermo Solana, también ilocalizable este lunes.

La reunión se inició a media mañana y concluyó antes de la comida, pero a pesar de celebrarse en la sede ministerial, sus responsables se refirieron en todo momento como "una reunión con carácter privado". No trascendió detalle alguno de un encuentro que se presumía cordial, de modo que la cerrazón de Cultura a informar con naturalidad de lo tratado dio pie a todo tipo especulaciones sobre un posible distanciamiento en las posturas, algo que sonaría a desencuentro. Las claves están en poder de dos despachos de abogados, el del desaparecido Rodrigo Uría, que representa a la Administración española, y el de Garrigues y asociados, que defiende los intereses de la baronesa.

El objetivo de Cultura es que las 240 obras de arte de la colección de 'Tita' Cervera -más de 3.000 piezas compradas según su muy personal criterio estético y el asesoramiento de Tomás Llorens- sigan exhibiéndose en la ampliación del Palacio de Vistahermosa más allá del 11 de febrero de 2001, fecha en la que se cumple el plazo del acuerdo de cesión gratuita en vigor. Algunas fuentes apuntan a que la baronesa estaría pidiendo un mínimo de 10 millones de euros anuales en concepto de alquiler, algo difícilmente asumible por Cultura en un contexto de Crisis.

Hace dos meses Carmen Cervera había admitido su disposición a valorar la numerosas "ofertas de otros países" recibidas para acoger unas obras excepcionales, valoradas en 800 millones de euros. Anticipó que las negociaciones con el Estado continuaban entre los abogados de ambas partes, aunque dijo que sería "flexible" en su planteamiento negociador con el gobierno español en algunas condiciones. Añadió que estaría dispuesta a vender a la Fundación Thyssen algunos cuadros de los maestros del siglo XVI y XVII.

Más recientemente Carmen Cervera, dijo que su deseo expreso es que la colección permanezca en España junto a la de su marido.

"Estoy segura de que vamos a llegar a un acuerdo porque es bueno para los españoles. Mi colección se va a seguir viendo en Madrid", había declarado días antes de su encuentro con González-Sinde.

Herencias

La baronesa había reiterado que la decisión final no tendría "nada que ver" con los últimos acontecimientos protagonizados junto a su hijo, enfrentado abiertamente con su madre a quien reclama valiosas pinturas de la colección que estima son parte de su herencia, entre ellas un Goya y un Giaquinto.

El Museo Thyssen-Bornemisza acoge las dos colecciones de la todopoderosa familia, la Thyssen-Bornemisza comprada en 1992 por el Estado español al Barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, fallecido en 2002, y expuesta con carácter permanente desde su inauguración en 1993, y la Colección Carmen Thyssen, creada pro Tita y cedida en depósito desde 2004. Ambas colecciones suman más de un millar de obras que constituyen un completo recorrido por toda la historia de la pintura europea, del siglo XIII al XX.

Etiquetas