Despliega el menú
Ocio y Cultura

Las salas reclaman un pacto escrito sobre los conciertos

El Ayuntamiento y la asociación 'Aragón en Vivo' firmaron ayer un convenio de colaboración.

Hay que saber aprovechar las oportunidades, y más cuando a uno se las sirven en bandeja, para que las reclamaciones se escuchen y surtan algún efecto. Así lo hizo ayer José Ángel Rodicio, el director de la Asociación Aragón en Vivo, que agrupa a 25 salas de concierto de la Comunidad (19 de ellas en la capital aragonesa), para reclamarle al consejero municipal de Educación, Cultura y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, que el acuerdo que permite que los locales con licencia para poner música puedan programar conciertos se plasme por escrito.

 

Rodicio lanzó el envite ante un auditorio de excepción, ya que ayer tarde la firma del convenio para potenciar la programación cultural y el ciclo Muévete en Directo congregó a un buen puñado de empresarios del sector y medios de comunicación. Lo hizo con gracejo: "Sabemos que la policía local tiene la orden pero, y no quiero ser agorero, si hay un cambio político...", apostilló.

 

Desde principios de agosto del año pasado se llegó a un acuerdo por el que las salas catalogadas en la normativa municipal como del Grupo II, que engloban a bares con música y pubs (y que supone la gran mayoría de locales de música en vivo en Aragón), pueden organizar conciertos, algo que se contempla en la Ley reguladora de espectáculos públicos de la Comunidad, siempre y cuando no incumplan la ordenanza municipal sobre horarios y ruidos.

 

De esta forma se dio una solución a la disparidad de criterios entre las normativas municipales y de la DGA. El propio Jerónimo Blasco recordó este "esfuerzo" y recogió a medias el guante de Ángel Rodicio. Abogó, de hecho, por "armonizar" las dos ordenanzas, pero en lo relativo a reflejar por escrito ese punto, reconoció que es un tema "complejo". "Habrá que cambiar la ordenanza municipal y hacerlo acorde con la autonómica, pero depende del área de Urbanismo", dijo.

 

En el documento suscrito ayer se encuadra el programa Muévete en Directo, que por primera vez sienta las bases para una gestión conjunta de las actividades y en el que participa como patrocinador Caja Inmaculada. La asociación 'Aragón en Vivo' se compromete a fomentar los artistas locales (con un 50% de las actuaciones) y a respaldar la candidatura de Zaragoza como Capital Europea de la Cultura 2016.

 

José Ángel Rodicio solicitó también que se amplíe a nueve meses la ayuda directa a las salas de 500 euros mensuales, que actualmente dura 6 meses. Otras subvenciones que recoge el convenio son 20.000 euros para apoyar a grupos noveles, y 50.000 a las empresas.

Etiquetas