Despliega el menú
Ocio y Cultura

LITERATURA

Cees Noteboom repasa los encantos de Aragón en la reedición de su libro 'El desvío a Santiago'

El holandés, que viaja por España desde 1954, destaca la belleza de "los espacios vacíos aragoneses".

Cees Noteboom, en 2006, durante una visita a Zaragoza.
Cees Noteboom repasa los encantos de Aragón en la reedición de su libro 'El desvío a Santiago'
j.M. marco

En España hay paisajes que "entran en el alma de la gente". Así opinaba ayer el veterano escritor holandés Cees Noteboom, autor de 'El desvío a Santiago', que Siruela reedita en edición limitada, conmemorativa del Año Santo Xacobeo 2010, y que narra el recorrido del autor por el país.

 

Noteboom aclaró que el libro no alude únicamente al Camino de Santiago, sino que versa sobre viajes realizados por España, y que lo escribió durante más de 15 años. "Es toda una vida para mí, mi pasado de los últimos 55 años, por lo que no se puede resumir en una frase, es imposible", dijo.

 

En 'El desvío a Santiago', se incluyen 28 nuevas fotografías en color realizadas por Simone Sassen. "Viajo con mi mujer, que es fotógrafa, pero hay muchas partes del libro que han sido realizadas en solitario. Yo no aparezco en sus fotos y ella no aparece en mis textos", aclaró Noteboom.

 

El destino en este viaje es Santiago de Compostela, aunque su curiosidad le lleva a visitar otros destinos de Aragón, Granada, Soria, La Gomera o Madrid. Aragón le gusta en especial porque "hay un gran vacío en el paisaje y yo vengo de un país sobrepoblado". Además, habitualmente reside durante algunos meses en Menorca, donde se aísla para trabajar.

 

Noteboom se lanzó a su primera aventura por España en el año 54, con 21 años y en autoestop. Desde entonces, nunca ha pasado un año sin viajar por el país. "En Holanda había mucha destrucción, así que viajé al sur y en España descubrí que todo era diferente del resto de Europa", declaró.

 

Amor por lo recóndito

El autor quiso dejar constancia de su curiosidad por los lugares escondidos y apartados que encuentra en sus recorridos: "En el camino hay siempre una curva, y yo quiero saber qué hay detrás de la curva". No prepara de forma especial sus viajes, pero cuando llega a un lugar acude a una librería y compra "libros raros de patria chica". Siempre encuentra "algo curioso".

 

El escritor recomienda caminar por los lugares para poder ver lo que pasa y también "ir a la estación de autobuses, subirse en el primero que pase y ver dónde te lleva".

Etiquetas