Despliega el menú
Ocio y Cultura

ARTES ESCÉNICAS

Max Estrella y don Latino, esperpentos noctámbulos en el Teatro Principal

La compañía aragonesa Teatro del Temple regresa al escenario zaragozano con la famosa obra de Ramón María del Valle-Inclán, protagonizada por Ricardo Joven y Pedro Rebollo.

El actual reparto de 'Luces de bohemia', que hoy se estrena en el Teatro Principal
Max Estrella y don Latino, esperpentos noctámbulos en el Teatro Principal
TEATRO DEL TEMPLE

Que una producción aguante de gira durante dos años largos es buena señal. Que, además, lo haga pasando por plazas importantes como Madrid y con teatros llenos, ya no deja lugar a dudas. La versión que Teatro del Temple estrenó en 2007 de 'Luces de bohemia' es un éxito en toda regla y quienes se la perdieron en su anterior paso por el Teatro Principal de Zaragoza tiene ahora de nuevo la oportunidad de verla, ya que está en cartel a partir de hoy y hasta el próximo domingo.

 

Con un centenar largo de funciones hechas, siete comunidades autónomas recorridas y 40.000 espectadores a sus espaldas, la obra llega al Principal con pocos cambios, apenas un par de actores: Pedro Rebollo, que sustituye a José Luis Esteban en el personaje de Latino de Hispalis -don Latino para los amigos- y Félix Martín, que asume los personajes que en su día interpretó Jorge Asín.

Porque esa es una de las grandes virtudes del montaje: lograr que el medio centenar de tipos variopintos que pululan por el esperpento valleinclanesco se concentren en solo ocho actores. Y que lo hagan de forma "verosímil y creíble", cada uno con "su personalidad y estilo" y -otro punto a su favor- "respetando el texto íntegro" del dramaturgo gallego, según explica Carlos Martín, director del espectáculo.

 

Otro de los puntos a favor de 'Luces de bohemia' es haber dado con una forma estilizada, funcional y actual de presentar el relato de la última noche del infortunado literato ciego Max Estrella. Arrancado del "casticismo" y el "costumbrismo" con que se suele poner en escena el texto (ambientado en el Madrid de los años 20), el espectáculo presenta un vestuario más contemporáneo y una escenografía con paneles de acero y madera que permiten sugerir interiores y calles con rápidos cambios, sin interrumpir el desarrollo de la acción.

 

Ricardo Joven, que ha dado vida a Max Estrella desde el comienzo, asegura estar "enormemente satisfecho" de este trabajo y dice que es una muestra del "nivel de formación de los actores y de la calidad que tienen las artes escénicas en Aragón". De hecho, Carlos Martín recuerda que 'Luces de bohemia' estuvo a punto de granjear a la compañía su segundo premio Max, tras el logrado con 'Picasso adora la Maar', de Alfonso Plou (dramaturgo 'de cabecera' de Teatro del Temple).

Vuelta a los caminos

Pero 'Luces de bohemia' no agota su periplo esta semana en Zaragoza. Según anuncia María López Insausti, responsable de producción de la compañía, el espectáculo inicia ahora una nueva gira que lo llevará a Valencia y San Sebastián de los Reyes antes recalar tres semanas en el Teatro Fernán Gómez de Madrid, donde además presentarán durante una semana otra de sus producciones más recientes: 'El público', de Federico García Lorca.

 

Alfonso Plou precisó que, en realidad, son seis los espectáculos que en estos momentos mueve Teatro del Temple por diversas localidades. Además de los citados 'Luces de bohemia' y 'El público', acaban de estrenar una versión teatral de la novela cervantina 'El licenciado vidriera' y un espectáculo infantil de danza teatro basado en el cuento de Perrault 'Piel de asno', y continúan con 'No, no siempre fui tan feo' y 'El buscón'.

Etiquetas