Despliega el menú
Ocio y Cultura

Una alfombra roja sobria y sin estridencias

Las piernas sin depilar de Mo'nique dieron mucho que hablar, sobre todo en Internet.
Una alfombra roja sobria y sin estridencias
EFE

La alfombra roja del hotel Beverly Hilton de Los Ángeles se llenó en la noche del domingo de glamur, moda y muchos famosos con los Globos de Oro. Las principales actrices de Hollywood recorrieron el domingo la alfombra roja luciendo prendas coloridas, buscando brillar en un sombrío día lluvioso. Nicole Kidman, Cher o Calista Flockhart, entre otras estrellas, complementaron su 'look' con lazos de color amarillo, azul y rojo como muestra de apoyo a las víctimas del terremoto que azotó Haití.

Sobre la alfombra roja se pudo ver un gran abanico de colores, entre los que destacaron, nuevamente, el blanco roto y los 'nude', en contraste con los diseños negros que lucieron, entre otras, una guapísima Jennifer Aniston y una muy bronceada Penélope Cruz.

Otros colores que conquistaron esta entrega de premios fueron los rosas, entre ellos el vestido fucsia degradado de Christian Lacroix que lució la alemana Diane Kruger, así como los lilas y morados. Aquí destacó el modelo de Bottega Venetta de Sandra Bullock, ganadora de un Globo por su papel en 'The blind side', así como el de Jane Krakowski con diseño de J. Mendel.

"Muchas personas usaron prendas de color, pero no fueron exuberantes. Hubo mucha atención a los detalles femeninos y no demasiada ostentación", declaraba la directora de moda de la revista 'InStyle', Cindy Weber Cleary, quién alabó la elección del vestido con plumas en el escote y detalle de origami de la actriz Kate Hudson, que firmaba Marchesa.

La lluvia cayó sobre el primer desfile importante de moda de la temporada de premios de Hollywood y empapó la alfombra roja, una exhibición de los máximos talentos de la industria del entretenimiento y plataforma de lanzamiento para los diseñadores.

Las protagonistas de 'Nine' volvieron a hacer gala de su impecable estilo, deslumbrabdo sobre la alfombra roja. Entre ellas, Kate Hudson con su diseño de Marchesa; Nicole Kidman, muy romántica con su modelo de Nina Ricci en color melocotón; la francesa Marion Cotillard, con un Christian Dior en verde tornasolado o nuestra 'Pe', muy elegante de Armani. Pese a volver a irse de los Globos de Oro con las manos vacías, la madrileña no dejó que la lluvia le aguara la fiesta, haciendo su aparición sobre la alfombra roja con un espectacular vestido negro. Recogiendo su melena a un lado, la actriz presumió de moreno y llevó un paraguas a juego con su vestido.

De negro iba también la ex mujer de Brad Pitt. Jennifer Aniston, muy sencilla y elegante, eligió un Valentino negro de escote asimétrico por el que ha sido elegida ya por muchas revistas de moda como la mejor vestida de la gala.

Kate Winslet, de Yves Saint Laurent, o Courtney Cox, con un diseño de Victoria Beckham, también se decantaron por el clásico negro.

Grandes errores

En comparación con unas elecciones muy acertadas, también hubo grandes 'errores' entre este desfile lleno de glamur. Fue el caso de la cantante Mariah Carey quien, fiel a su estilo, se decantó por un diseño de Hervé Leger by Max Azria muy escotado que pronunciaba sus generosas curvas.

Otras que no acertaron fueron Cher y Christina Aguilera. Si bien Cher fue una de las famosas que se apuntó a la 'moda' del lazo solidario, lo cierto es que la artista destrozó su Versace Atelier, igual que hizo una delgadísima Christina Aguilera.

Entre los chicos, destacó un guapísimo Chase Crawford -Nate en 'Gossip Girl'- con un clásico de Dolce&Gabbana. Colin Farrel, muy sexy y dando su particular toque rebelde a su esmoquin, así como uno de los jóvenes, Taylor Lautner, también brillaron.

Etiquetas